Macron echa el cierre en París por la Covid-19

El cierre durará provisionalmente un mes, tiempo que desde el Ejecutivo creen necesario para controlar el pico de la 3a ola

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, echará este viernes el cierre a la ciudad de París y otras 16 regiones del país galo debido al aumento del número de contagiados por la Covid-19 y la llegada de nuevas variantes más contagiosas del virus que han provocado una situación de crisis en su sistema sanitario.

Según ha informado la agencia Reuters, el ejecutivo francés, que ha pasado los últimos meses intentando mantener el equilibrio entre mantener la economía francesa abierta y el número de casos controlados ha tenido que cambiar de rumbo y cerrar varias regiones francesas, incluida su capital, por el periodo de un mes.

Tras el mes de cierre inicial, espera Macron, la situación hospitalaria estará algo más relajada y se planteará una reapertura pero, por el momento, la tasa de incidencia supera los 400 contagios por cada 100.000 habitantes en la capital gala. Además, Francia registró el pasado jueves más de 35.000 nuevos casos y hay más pacientes en cuidados intensivos que en el pico de la segunda ola.

Hay que añadir también 75% de los casos registrados son contagiados por la variante británica, una cepa más contagiosa que la cepa original descubierta en la ciudad china de Wuhan.

El primer ministro francés, Jean Castex, ha afirmado que “la epidemia empeora. Nuestra responsabilidad ahora es que no escape a nuestro control”. “Cuatro semanas, el tiempo necesario para que las medidas generen suficiente impacto” y “para alcanzar el umbral de la vacunación de los más vulnerables“, ha añadido.

Un cierre más suave que el español

Se trata de unas medidas que, a pesar de su radicalidad, son considerablemente más suaves que las tomadas en España hace un año. Por un lado, barberías y peluquerías, tiendas de ropa y de mobiliario estarán obligadas a cerrar, pero las librerías y las tiendas de productos básicos permanecerán abiertas.

Las escuelas tampoco echarán el cierre y, además, tampoco habrá un confinamiento poblacional, ya que la gente podrá practicar ejercicio en el radio de los 10 km alrededor de su hogar. No obstante, se prohibirán los viajes a las zonas más golpeadas por la pandemia sin una razón de peso.

“Salid al aire libre, pero no os vayáis de fiesta con vuestros amigos”, ha resumido el primero ministro francés.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para conocer la última hora sobre la pandemia del coronavirus en España, Europa y el mundo.