Marlaska, Iglesias y Gámez reciben cartas amenazantes con balas dentro

"Tienes diez días para dimitir. El tiempo de reírte de nosotros se terminó. Policía Nacional. Guardia Civil.", reza la carta amenazante

El ministro del Interior, Fernando Grande Marlaska, (i) en la toma de posesión de la nueva Jefa de la Comandancia de la Guardia Civil de Teruel. EFE

El ministro del Interior, Fernando Grande Marlaska, (i) en la toma de posesión de la nueva Jefa de la Comandancia de la Guardia Civil de Teruel. EFE

El ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, el ex vicepresidente y ahora candidato a la presidencia de la Comunidad de Madrid, Pablo Iglesias y la Directora de la Guardia Civil, María Gámez han recibido este jueves sendas cartas amenazantes con cartuchos de bala en su interior.

Según la denuncia que ha presentado el ministro de Interior en comisaría esta tarde, junto con las balas, dos cartuchos sin percutir calibre 7’62 x 51 -balas que se usan en fusiles de asalto y ametralladoras-, había una carta que rezaba: “Tienes diez días para dimitir. El tiempo de reírte de nosotros se terminó. Policía Nacional. Guardia Civil. El tiempo lo tienes en contra para los taponazos“.

Por su parte, el líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, ha recibido también otra carta que, si bien su contenido todavía no se ha hecho público, sí se sabe que ha recibido otras dos balas del Cetme, el fusil de asalto español que se usó anteriormente en las Fuerzas Armadas españolas hasta su total reemplazo por el modelo de fusil actual, el G36-E.

No obstante, en los arsenales de la Guardia Civil todavía no ha sido descatalogado y aún se encuentra en uso.

Esta misma situación se ha repetido con la Directora General de la Guardia Civil, María Gàmez, quien recibió ayer, de la misma manera, una carta amenazante cuyo contenido tampoco ha trascendido por el momento junto a un proyectil sin percutir del 7’62 mm.

En este caso, la denuncia en instancias policiales se produjo el pasado miércoles a las 16:08 horas. De hecho, lo que ha trascendido es que fue a través del responsable de la Secretaría de su despacho que la directora del cuerpo armado tuvo conocimiento de la carta amenazante.