Pedro Sánchez viaja con Felipe VI a Barcelona para escenificar su reconciliación

El Rey se desplazará a la capital catalana dos semanas después de que el Gobierno vetase su asistencia al acto de entrega de despachos a los jueces

Felipe VI se desplazará este viernes a Cataluña para participar en la entrega de premios de la Barcelona New Economic Week. Le acompañará el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en un gesto de reconciliación, después de la polémica cancelación de la visita del monarca a la ciudad para no molestar a las formaciones independentistas.

El Rey acudirá a la capital catalana dos semanas después de que el Ejecutivo anulase su participación en el acto de entrega de despachos a los nuevos jueces. Una decisión que despertó un aluvión de críticas entre el sector judicial y los partidos de la oposición.

El Gobierno impidió la visita de Felipe VI para garantizar un clima de “convivencia” en Cataluña, cuando quedaban apenas unos días para que se celebrase el tercer aniversario del referéndum ilegal de independencia. Además, quería evitar que su asistencia a la ciudad condal coincidiese con la inhabilitación del expresidente Quim Torra que estaba a punto de decidir el Tribunal Supremo.

El ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, ha explicado esta mañana que la agenda del monarca se ha reestablecido en Cataluña, después de que hayan concluido estos dos acontecimientos clave para el independentismo. “No es ya 1 de octubre, la sentencia se ha dictado… es una obligación de los gobernantes el crispar menos”, ha defendido en una entrevista en Onda Cero.

El Gobierno no rectifica su veto a Felipe VI

Campo sigue considerando que anular la visita a Barcelona fue una decisión acertada, a pesar de las críticas que generó su falta de asistencia en distintos sectores. “Quien quiera hacer esa interpretación torticera se está equivocando. Se entendió que había que evitar una posible crispación social”, ha enfatizado.

El ministro de Justicia ha tratado de cerrar filas en torno al monarca, pero la relación entre las dos instituciones se ha visto mermada por las declaraciones de algunos de sus socios de Gobierno como el titular de Consumo, Alberto Garzón, que acusó a Felipe VI de falta de “neutralidad política”.

“No es la visión del Gobierno en absoluto. Pero creo que también hay que defender el juego de la libertad de expresión”, ha lamentado el ministro de Justicia.

La ausencia de Felipe VI despierta críticas en la Justicia

Estos roces en el seno del Ejecutivo han alimentado las críticas. El presidente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Carlos Lesmes, fue uno de los más duros con la decisión que afectaba directamente al “especial vínculo constitucional de la Corona con el poder judicial”. Hasta entonces el Rey siempre estaba presente en la entrega de despachos a los nuevos jueces. 

También ha hecho una fuerte oposición el líder del Partido Popular, Pablo Casado, que ha llegado incluso a cambiar su foto de perfil de Twitter por la de Felipe VI como gesto de apoyo a la figura del Rey. Acusa a Pedro Sánchez de no defender sus valores monárquicos tras haber aceptado la coalición con Podemos para liderar el Gobierno de España. 

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para estar informado con las últimas noticias sobre política en Cataluña