Los CDR y la ANC pinchan en su escrache al Rey

La ANC aprovecha la visita de Felipe VI a Seat para recuperar la teoría de conspiración que sugiere que el Gobierno quiere llevarse la planta del fabricante de coches a Madrid

Manifestantes convocados por los CDR y la ANC para protestar contra la visita del Rey a la planta de Seat en Martorell (Barcelona), el 5 de marzo de 2021 | EFE/AG

Manifestantes convocados por los CDR y la ANC para protestar contra la visita del Rey a la planta de Seat en Martorell (Barcelona), el 5 de marzo de 2021 | EFE/AG

Escasa afluencia de manifestantes este viernes en las protestas convocadas por los llamados Comités de Defensa de la República (CDR), la Assemblea Nacional Catalana (ANC) y Òmnium Cultural, entre otras entidades separatistas, que se han desplazado hasta Martorell (Barcelona) para recordarle a Felipe VI que, a su entender, “Cataluña no tiene rey”.

Grupos de apenas decenas de personas se han movilizado en los alrededores de la planta de Seat en Martorell durante la mañana de este viernes, antes de la llegada del monarca y de Pedro Sánchez al acto que se celebra en la empresa para anunciar la creación de una fábrica de baterías participada por el Gobierno, el fabricante, Iberdrola y Volkswagen.

La ANC se ha sumado a la convocatoria inicial de los CDR y tenía la intención de colgar carteles con el lema antimonárquico en varios puentes que dan a la planta de Seat. Pero la presidenta de la entidad, Elisenda Paluzie, acusó a los Mossos d’Esquadra de censura y de vulnerar la libertad de expresión por presuntamente no permitirle colgar algunos carteles.

Paluzie después ofreció declaraciones a los medios de comunicación en las que aseguró que la policía catalana se había “retractado” y que finalmente sí había dejado a los manifestantes poner las pancartas. Los Mossos han apartado a los manifestantes de la parte central de un puente para evitar un colapso del tráfico.

Los carteles con el lema ‘Cataluña no tiene rey’ han causado que varios vehículos pitasen a los manifestantes y que incluso les insultaran, informa Europa Press. Algunos grupos radicales denunciaron en plataformas digitales la supuesta “represión” de los Mossos y aseguraron que tenían drones volando la zona para conminarles.

Lo cierto es que imágenes de una gran afluencia en las afueras de la planta de Seat no se han visto. En muchas zonas, las pancartas fueron más espaciosas que los grupos de personas que las izan. También es cierto que se trata de una empresa muy grande y que para que sus lugares aledaños se vean realmente llenos hace falta una verdadera multitud.

La presencia de manifestantes no ha ocasionado retrasos o problemas con la llegada del Rey y el presidente del Gobierno a Seat, donde se celebra el 70 aniversario de la automovilística. En el acto no habrá presencia de la Generalitat de Cataluña, pues el Govern ha cancelado a última hora por presiones de la CUP, que ha jaleado la citada protesta independentista.

Una vez constatado el pinchazo, los CDR y otros grupos radicales han pasado página y se han volcado en la convocatoria de una manifestación este sábado en el centro de Barcelona que repite los patrones de los emplazamientos para protestar contra el encarcelamiento de Pablo Hasél que derivaron en disturbios durante dos semanas en varias ciudades catalanas.

La creciente ‘conspiranoia’ de la ANC

La visita de Felipe VI este viernes a Cataluña ha servido para desvelar, una vez mas, la ‘conspiranoia’ creciente de la ANC. Y es que la entidad independentista ha aprovechado el interés del Gobierno central en destinar una parte importante de los fondos europeos a Seat para recuperar una vieja teoría de conspiración sobre una supuesta “operación de Estado”.

La cuenta de Twitter de la ANC de Bruselas ha asegurado que “el Borbón y su primer ministro vienen a Cataluña para pedir a Seat que mueva su sede a Madrid. Fallaron en octubre de 2017. Antes de que Cataluña sea independiente quieren extraer todo lo que puedan. Saqueo de la colonia“, reza un tuit de la entidad redactado en inglés.

Ya en 2017 Seat tuvo que desmentir estos “rumores”, pero la ANC insiste en vivir en una realidad paralela y, en vista de que su manifestación de este viernes ha pinchado y de que las últimas movilizaciones independentistas han tenido la misma suerte, cada vez más está optando por la vía de las más rebuscadas conjeturas para justificar su radicalismo ideológico.

No puede olvidarse que la ANC sembró dudas sobre el voto por correo antes de las pasadas elecciones catalanas del 14-F. O que ve “operaciones de Estado” en absolutamente todo. De hecho, Paluzie ha asegurado hoy que la visita del Rey y Sánchez a Seat es “indicativa de que el Estado quiere aprovechar la crisis, y la aprovechará, para hacerse fuerte en Cataluña“.

“Estamos delante de una operación de Estado, de un cinismo espectacular”, ha manifestado la presidenta de la ANC, que sospecha que el Gobierno utilizará los fondos europeos y la crisis económica derivada de la pandemia para hacerse fuerte en Cataluña. “Con el dinero de la ciudadanía de Cataluña, será el Estado el que vendrá a apuntarse las medallas“.

Pero esas medallas supuestamente quedarán del lado del Gobierno central en parte porque la Generalitat ha decidido no participar en este acto por miedo a las consecuencias que ello pueda tener en sus negociaciones con la CUP para formar Govern, y desde luego entendiendo que los reproches de los cupaires serían también los de la ANC.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para estar informado con las últimas noticias sobre política en Cataluña