El Gobierno, Seat e Iberdrola construirán la primera fábrica de baterías de España

El consorcio utilizará las ayudas procedentes de los fondos europeos Next Generatiu UE

La primera planta de baterías de España estará impulsada por Seat. La ministra de Industria, Reyes Maroto, anunció este jueves la firma de un acuerdo con la automovilística e Iberdrola para construir una fábrica de cargadores cerca del centro de la filial de Volkswagen en Martorell (Barcelona).

El anuncio se produjo durante el 28 Congreso Federal UGT-Fica y sale a la luz solo un día antes que tanto el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, como el Rey Felipe visiten las instalaciones de la compañía automovilística. El proyecto será uno de los programas tractores para utilizar los fondos de recuperación europeos Next Generation.

“El consorcio tiene como objetivo la transición hacia el coche eléctrico y conectado. Va a permitir desarrollar un conjunto de actuaciones que garantizarán que existan en España las infraestructuras y mecanismos suficientes para producir de manera competitiva un vehículo eléctrico conectado”, prometió Maroto.

Seat prepara una inversión de 5.000 millones de euros

A falta de conocerse los detalles del plan, la obra se relaciona con el objetivo de Seat de producir coches eléctricos en Martorell a partir de 2025, para lo que prometió una inversión de 5.000 millones. A cambio, exigió el apoyo del Ejecutivo. “Creemos que los fondos de recuperación son adecuados para esto”, dijo recientemente el presidente de la automovilística, Wayne Griffiths.

Sin embargo, el paquete de estímulos no debe solo ir destinado para la edificación de una planta de cargadores. “Los fondos no solo deben servir para un proyecto industrial, también deben fomentar la infraestructura de recarga y la compra de coches eléctricos”, destacó el dirigente.

La visita del Rey a Cataluña

Es probable que los detalles del proyecto se den a conocer este viernes durante la visita del Rey Felipe y Pedro Sánchez. El acto se produce en un momento de especial agitación social en Cataluña, que arrastra semanas de disturbios tras la detención del rapero Pablo Hasel. Los autoproclamados Comités de Defensa de la República tienen previsto participar este viernes en Barcelona, la organización independentista ha convocado una manifestación bajo el lema #TombemElRègim (“tumbemos el régimen”).

De hecho, la visita del monarca y Sánchez este viernes 5 de marzo a la planta de Seat en Martorell, en la comarca del Baix Llobregat, bien podría ser el cintillo inaugural de otra seguidilla de altercados. Y es que otros grupos radicales que han convocado las protestas por Hasél ya organizan “la vuelta a las calles” el sábado en el centro de Barcelona.