Aragonès exige a Sánchez que respalde su modelo lingüístico tras la sentencia del Supremo

El presidente catalán reclama apoyos al Gobierno en su batalla judicial: "Pedimos un claro compromiso de defensa del modelo de inmersión lingüística"

El presidente de la Generalitat de Cataluña, Pere Aragonés, durante la rueda de prensa que ha ofrecido junto a la presidenta del Govern de Baleares, Francina Armegol, tras la reunión que ambos han mantenido este miércoles en Palma de Mallorca. EFE/Cati Cladera

Pere Aragonès busca apoyos en el Gobierno de Pedro Sánchez para iniciar su pulso con la Justicia, después de que los jueces hayan obligado impartir en castellano al menos el 25% de las clases en Cataluña. El presidente de la Generalitat ha exigido a Moncloa que realice una “defensa” de su modelo lingüístico tras la sentencia dictaminada por el Tribunal Supremo.

“Lo que pedimos es un claro compromiso de defensa del modelo de inmersión lingüística”, ha afirmado el líder republicano en una rueda de prensa conjunta con la presidenta de las Islas Baleares, Francina Armengol, durante una visita al archipiélago.

Aragonès ha defendido que el actual sistema ayuda a garantizar la “cohesión y la igualdad de oportunidades” en la comunidad autónoma y ha pedido ayuda al Ministerio de Educación para hacer frente a la sentencia, que obligará a introducir al menos una asignatura más en castellano en todos los centros educativos de la región.

“Mientras Cataluña siga formando parte del Estado español, la defensa, fomento y uso del catalán en la escuela también debe ser responsabilidad del Gobierno del Estado. Es una lengua que tienen que proteger”, ha expuesto.

“Tenemos que incrementar la presencia del catalán en las escuelas”

Pere Aragonès, presidente de la Generalitat de Cataluña

El presidente catalán ha pedido un espaldarazo de Sánchez, aunque ha evitado entrar en detalles sobre la estrategia que debería adoptar el Gobierno para hacer frente a la decisión de los jueces. Desde la Generalitat ya han advertido que desobedecerán la sentencia, aunque buscan una fórmula que no salpique a la comunidad docente.

“Nosotros actuaremos en consecuencia. No delegaremos la responsabilidad en los centros educativos”, ha aclarado Aragonés.

La sentencia del Supremo llega en plena negociación presupuestaria

La sentencia del Tribunal Supremo se ha producido en un momento marcado por la cercanía entre Esquerra Republicana y el PSOE. Ambas formaciones han cerrado un acuerdo para garantizar que salgan adelante los Presupuestos Generales del Estado (PGE) del 2022, que ha elaborado el equipo de Pedro Sánchez.

El pacto incluyó precisamente el establecimiento de una cuota del 6% en la futura Ley del Audiovisual para que las producciones que se realicen en la comunidad se graben en catalán. Un acuerdo que Aragonès ha sacado de nuevo a la palestra: “Hemos avanzado en otros ámbitos en la protección de la lengua. Lo que no puede ser es que ahora el Gobierno del Estado sea cómplice”.

“Hay una sentencia del Tribunal Supremo que amenaza la continuidad de este modelo”, ha subrayado.