Pfizer entregará a Europa 75 millones de dosis más de la vacuna

La farmacéutica estadounidense concluye la transformación de su fábrica en Bélgica e incrementa la producción

Imagen de una de las fábricas de Pfizer donde se ha iniciado la producción masiva de la vacuna del coronavirus

Imagen de una de las fábricas de Pfizer donde se ha iniciado la producción masiva de la vacuna del coronavirus

La farmacéutica Pfizer ha dado un paso adelante para tratar de acabar con la crisis desatada por la escasez de vacunas. La compañía estadounidense ha concluido los trabajos de optimización en su fábrica de Puurs (Bélgica), lo que le permitirá suministrar 75 millones de unidades adicionales del fármaco a la Unión Europea a lo largo del segundo trimestre.

El final de los trabajos facilitará al gigante farmacéutico recuperar el ritmo de producción que tenía previsto para abastecer a los 27 estados miembros del bloque e incluso aumentar su suministro, tras dos semanas marcadas por las demoras en los envíos.

“Seguimos trabajando para aumentar los suministros a partir del 15 de febrero para alcanzar el número de dosis fijado en los contratos”, ha expresado en un comunicado Sierk Poetting, el director financiero de los laboratorios alemanes BioNtech, que han producido la vacuna de la mano de Pfizer.

La compañía decidió precisamente remodelar su fábrica belga con el objetivo de poder incrementar el número de dosis que podía producir. El objetivo final es poner en el mercado un total de 2.000 millones de unidades de la vacuna en el 2021. Son 700 millones más que los primeros cálculos realizados a finales de año.

Si sus previsiones se confirman, los desarrolladores podrán cumplir también con el segundo pedido que realizó la Unión Europea, que decidió reservar una partida adicional de 200 millones de dosis, para repartir entre los gobiernos del bloque tras el éxito de los ensayos clínicos de la investigación.

Astrazeneca no cumplirá con sus compromisos

Las buenas noticias de Pfizer se han visto empañadas por la decisión de la farmacéutica británica Astrazeneca, que unas horas antes ha anunciado que solo podrá suministrar en el primer semestre 40 millones de vacunas al viejo continente. Es la mitad de las que se había comprometido.

La compañía ha accedido a elevar su partida en nueve millones de unidades, tras una tensa negociación con los líderes europeos, que no han conseguido que se cumplan al 100% los contratos establecidos en el tramo final del 2020.

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Layen, ha comunicado que ha conseguido mejorar la oferta con respecto a la semana pasada y que la entrega de las vacunas se realizará finalmente una semana antes de lo previsto.

Von der Leyen habla con Johson del mecanismo de control exportación vacunas. EFE/EPA/OLIVIER HOSLET
Von der Leyen habla con Johson del mecanismo de control exportación vacunas. EFE/EPA/OLIVIER HOSLET

Es lo mejor que han podido conseguir tras una crisis diplomática, en la que Reino Unido se ha cerrado en banda a ceder parte de sus reservas a la Unión Europea, mientras países como Italia o Alemania amenazaban con llevar a la farmacéutica a los tribunales.

Astrazeneca obtuvo el viernes la autorización definitiva de la Agencia Europea del Medicamento (EMA) para comercializar su vacuna en el viejo continente en todas las personas mayores de 18 años. Es la tercera que se aprueba tras la de Pfizer y Moderna.

Moderna manda 52.000 vacunas pendientes

A la falta de suministros de Pfizer y de Astrazeneca, también se ha sumado esta semana los retrasos que ha protagonizado Moderna, que no ha logrado entregar a tiempo sus partidas previstas en España por problemas de producción.

La compañía logró enviar finalmente este domingo un total de 52.000 unidades de su vacuna que se distribuirán desde hoy por la península y a partir de mañana llegarán a los archipiélagos españoles. Es la segunda tanda, desde las 35.700 que llegaron el 12 de enero al país.

Un enfermero administra la vacuna a una sanitaria en las instalaciones de REFENA de Pamplona / EFE

La farmacéutica se ha comprometido a ir aumentando progresivamente sus entregar hasta alcanzar las 600.000 unidades antes de finales de febrero.

Su llegada y las nuevas previsiones de Pfizer pueden ser fundamentales para garantizar el avance de la campaña de vacunación española que se ha tenido que suspender esta semana en lugares como la Comunidad de Madrid o Cataluña por la escasez de vacunas. Justo cuando se empieza a suministrar la segunda y definitiva dosis a los primeros colectivos vulnerables.  

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para conocer la última hora sobre la pandemia del coronavirus en España, Europa y el mundo.