La UE crea un mecanismo para evitar la exportación de vacunas

Bruselas diseña una “medida de emergencia” que permitirá controlar o bloquear las exportaciones a terceros países de las vacunas contra la Covid-19 producidas dentro la Unión Europea

Una enfermera prepara una dosis de la vacuna de Oxford-AstraZeneca en Colombo, Sri Lanka. EFE/EPA/CHAMILA KARUNARATHNE

Una enfermera prepara una dosis de la vacuna de Oxford-AstraZeneca en Colombo, Sri Lanka. EFE/EPA/CHAMILA KARUNARATHNE

Las amenazas de Alemania se hacen realidad. La polémica entre Astrazeneca y la Unión Europea por el retraso en la entrega de vacunas ha generado una guerra entre la farmacéutica y los Estados miembros. Italia quiere demandar a la compañía por no entregar las vacunas prometidas a tiempo y el Gobierno de Angela Merkel presionó a Bruselas para otorgar a los Veintisiete el poder de bloquear la exportación de vacunas contra el coronavirus producidas en la UE. Y lo ha conseguido.

La Comisión Europea ha creado un mecanismo de emergencia que le permitirá controlar -y, si es necesario, bloquear- las exportaciones a terceros países de las vacunas contra la Covid-19 producidas dentro la Unión Europea. Este es el contrataque de la UE después de que el laboratorio británico anunciara que solo entregará el 25% de los dosis pactadas por problemas de fabricación en la planta de Bélgica. En cambio, el Reino Unido recibirá todo el suministro.

Esta medida también tiene su origen en las sospechas que Bruselas tiene respecto a que Astrazeneca está aprovechando para vender a otros países las dosis pactadas con la UE. Y, aunque el consejero delegado de la firma, Pascal Soriot, negó que así fuera, los Veintisiente no terminan de estar convencidos.

«No es control y prohibición de exportaciones, sino sólo control. Es un paso menos»

“Son medidas de emergencia”, indicaron a Efe fuentes comunitarias. «No es control y prohibición de exportaciones, sino sólo control. Es un paso menos», añadieron. Y justificaron que se trata de una forma de mirar no solo por la salud de los europeos, sino también por los contribuyentes que han pagado esas vacunas y, además, han financiado su desarrollo.

Bruselas busca así la transparencia. «Es más que justo que tengamos información y sepamos lo que pasa», explicaron a Efe las fuentes europeas. “Es una forma de que la UE pueda intervenir para defender el interés de sus ciudadanos y contribuyentes si hay inconsistencias», agregaron.

Este sistema de control se aplicará de manera inmediata y estará vigente durante el primer trimestre de 2021, aunque puede renovarse. No obstante, no está diseñado específicamente para Astrazeneca, sino que es una medida de prevención “para corregir déficits en el caso de que los haya”. Todas las farmacéuticas tendrán que respetar este nuevo mecanismo.

¿Qué acordaron la UE y Astrazeneca?

La prensa internacional se hizo eco este miércoles de unas declaraciones de Pascal Soriot que no pasaron desapercibidas. “No nos comprometimos con la UE, dijimos que haríamos nuestro mejor esfuerzo, lo intentaremos, pero no podemos comprometernos contractualmente porque Europa está tres meses por detrás de Reino Unido”, señaló en una entrevista en La Repubblica y en otros periódicos.

Sin embargo, la presidenta de la CE, Ursula Von der Leyen, ha asegurado este viernes en declaraciones a la radio alemana Deutschlandfunk que ese tipo de contrato fue válido únicamente «cuando todavía no estaba claro si podrían desarrollar una vacuna».

Imagen de un sanitario mientras prepara una vacuna contra la Covid-19 / EFE

«Ese tiempo ha pasado. La vacuna está ahí (…) Con el desarrollo de una vacuna que funcione y que sea segura, hay cantidades de entrega muy claras, tanto para diciembre del año pasado como para los trimestres: el primero, el segundo y tercero. Están en el contrato», ha aseverado.

La CE firmó el año pasado un acuerdo de compra anticipada de hasta 2.300 millones de dosis con diferentes farmacéuticas, entre ellas Astrazeneca por un valor de 2.700 millones de euros.

«El contrato contiene entregas claras de dosis para diciembre y los tres primeros trimestres de 2021»

Ursula Von der Leyen, presidente de la Comisión Europea

De hecho, el contrato firmado entre la Comisión Europea y AstraZeneca se ha hecho público este viernes. «Contiene entregas claras de dosis para diciembre y los tres primeros trimestres de 2021», ha asegurado Von der Leyen, «Sabemos exactamente lo que hay en el contrato, y por eso es importante para nosotros que ahora se haga público«, ha concluido.

El documento deja claro que la farmacéutica británica se comprometía a entregar a la UE 400 dosis de la vacuna anticovid. No obstante, Bruselas ha tachado el número de inyecciones que debían distribuirse cada mes y su precio, además de otros datos.

La UE se plantea endurecer este mecanismo de cara a un futuro

A la vez que la UE ha anunciado esta iniciativa, el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, más contundente, ha dejado abierta la posibilidad de que Bruselas adopte “medidas urgentes” ante la escasez de vacunas. En ese sentido,  invocó la posibilidad de activar una disposición de emergencia en el Tratado de la UE, en concreto el artículo 122, que posibilita intervenir en caso de catástrofes naturales o acontecimientos excepcionales.

«Esto le daría a la UE y los estados miembros los medios legales, mediante la adopción de medidas urgentes apropiadas, para garantizar la producción y el suministro de vacunas efectivos para nuestra población», aseguró Michel en una carta, recogida por Efe, dirigida a los líderes de Austria, República Checa, Dinamarca y Grecia, que se hizo pública este jueves

Según Michel, le hizo esta «sugerencia» a la presidenta de la Comisión, Ursula von der Leyen, para poder «explorar esta vía de manera inminente», si el problema de falta de suministro de vacunas no se soluciona con el diálogo.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para conocer la última hora sobre la pandemia del coronavirus en España, Europa y el mundo.
Noelia Tabanera