La UE se echa atrás en el control de las exportaciones de vacunas

Bruselas solo aplicará el mecanismo de control y bloqueo a las farmacéuticas que no cumplan con los acuerdos de compra anticipada, pero no de manera general

Von der Leyen habla con Johson del mecanismo de control exportación vacunas. EFE/EPA/OLIVIER HOSLET

Von der Leyen habla con Johson del mecanismo de control exportación vacunas. EFE/EPA/OLIVIER HOSLET

La Unión Europea se ha echado atrás. Su mecanismo para evitar las exportaciones de las vacunas contra el coronavirus que anunció este viernes la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, solo se aplicará en el caso de que las farmacéuticas no cumplan con los acuerdos de compra anticipada, pero no de manera general.

Así lo aseguró la dirigente tras una conversación que mantuvo anoche con el primer ministro británico, Boris Johnson. “Hemos acordado el principio de que no debe haber restricciones a la exportación de vacunas por parte de las empresas cuando cumplan con sus responsabilidades contractuales”, tuiteó Von der Leyen. Este sistema entra en vigor este sábado y durará hasta el próximo 31 de marzo.

En un principio, la idea era controlar los envíos a terceros países de todas las farmacéuticas con las que la CE hubiera firmado un contrato e incluso llegar a bloquearlos en el caso de que fuera necesario. Este movimiento de Bruselas tiene su origen en la guerra que se ha desatado entre la UE y el laboratorio Astrazeneca después de que éste anunciara que, por problemas de fabricación, solo iba a poder entregar un 25% de las dosis acordadas.

Una enfermera sostiene un frasco con la vacuna de Pfizer / EFE
Una enfermera sostiene un frasco con la vacuna de Pfizer / EFE

Las alarmas sonaron en ese momento entre los Estados miembros. Los programas de vacunación están en peligro por la escasez de vacunas pese a que ya son tres las vacunas autorizadas por la Agencia Europea del Medicamento (EMA): la de Pfizer, Moderna y, desde este viernes, la de la Universidad de Oxford y Astrazeneca.

Y es que, la UE tenía sospechas de que la farmacéutica británica estaba entregando al Reino Unido u otros países dosis que pertenecían a los Veintisiete. Por ello, quiere controlar el número de vacunas que se producen y a qué países se destinan. Especialmente, después de haber financiado las investigaciones entregando por adelantado 2.900 millones de euros en total.

Las farmacéuticas advierten que esta medida pone en peligro el suministro de vacunas

Las reacciones a esta iniciativa de la UE no se hicieron esperar. Desde las propias farmacéuticas, pasando por Irlanda hasta instituciones como la Organización Mundial de la Salud (OMS) han criticado este sistema de control.

“Corre el riesgo de retrasar y podría poner en peligro el suministro de vacunas a las personas en Europa y en todo el mundo”

Federación Europea de Industrias Farmacéuticas

“Corre el riesgo de retrasar y podría poner en peligro el suministro de vacunas a las personas en Europa y en todo el mundo”, advirtió este viernes la Federación Europea de Industrias Farmacéuticas (EFPIA) en un comunicado. La organización ha calificado esta medida de “desproporcionada” y ha asegurado que retrasará las entregas.

Y ha añadido: “Si bien entendemos la frustración causada por las reducciones temporales en las cantidades de vacunas covid-19 que se entregan a la Unión Europea y apoyamos el objetivo de la UE de tener acceso a tantas vacunas como sea posible en el menor tiempo posible, esta medida no ayudará”.

La OMS alerta que estas limitaciones no ayudan a frenar la pandemia

La OMS también se ha mostrado en contra de esta limitación que, según ha indicado, dificulta la lucha contra la pandemia. “Es una tendencia preocupante. Ya vimos cómo estas medidas afectaron negativamente en los primeros confinamientos”, apuntó este viernes la asistente de la OMS para Acceso a Medicinas y Vacunas, María Ángela Simao. “Este tipo de limitaciones no son de ayuda”, ha sentenciado.

Personal sanitario del Hospital de Sant Pau de Barcelona recibe la vacuna de Covid-19 el 5 de enero de 2020 | EFE/QG
Personal sanitario del Hospital de Sant Pau de Barcelona recibe la vacuna de Covid-19 el 5 de enero de 2020 | EFE/QG

Para el asesor de la OMS Bruce Aylward, es “absolutamente esencial que no se interpongan barreras”. Y menos en un momento en el que las herramientas contra la pandemia “son escasas y no se dispone de ellas en todos los lugares”. Además, advirtió que este tipo de restricciones puede perjudicar incluso a quienes las dicta en un momento de pandemia como el actual.

Irlanda tacha a la UE de “hostil”

La ministra principal de Irlanda del Norte, Arlene Foster, acusó este viernes a la UE de cometer un “increíble acto de hostilidad” al introducir estos controles. “Están tratando de detener el suministro de vacunas, unas vacunas diseñadas para salvar vidas en el Reino Unido”, afirmó en un vídeo divulgado en las redes sociales.

“Están tratando de detener el suministro de vacunas, unas vacunas diseñadas para salvar vidas en el Reino Unido”

La ministra principal de Irlanda del Norte, Arlene Foster

Según ha informado Efe, las autoridades comunitarias han decidido incluir controles al paso de vacunas a través de la frontera del Ulster, a pesar de que el acuerdo del Brexit estipula que no debe haber inspecciones en esa aduana, ante el temor a que se utilice esa vía para sortear eventuales limitaciones a las entregas al resto del Reino Unido.

“A la primera oportunidad, la Unión Europea ha establecido una frontera dura entre Irlanda del Norte y la República de Irlanda”, criticó Foster.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para conocer la última hora sobre la pandemia del coronavirus en España, Europa y el mundo.