El PNV exige blindar sus privilegios forales ante los nuevos impuestos del Gobierno

Fuentes del partido aseguran a ED que "no es ninguna exigencia o cesión. Es lo que dice la ley", aunque "sí hay que hablar" sobre la manera de abordarlo

El diputado del PNV, Aitor Esteban, en una conversación con Pedro Sánchez en el Congreso de los Diptuados en una imagen de archivo. EFE

La negociación presupuestaria siempre conlleva cesiones y, con el rol que juega el Partido Nacionalista Vasco (PNV) dentro de la geometría parlamentaria del Gobierno de Pedro Sánchez, sumado al panorama fiscal previsto para el nuevo curso en las cuentas públicas con un puñado de impuestos de reciente cuño -banca, energéticas, a la solidaridad- los jeltzales han querido dejar claro cuál es su posición en todo esto: la de una Hacienda propia con privilegios forales a través de los acuerdos del concierto vasco y el convenio navarro.

Así, han atado una nueva ley quinquenal de cupo que prolonga ese desequilibrio fiscal con el resto de España durante cinco años más y que renueva las condiciones actuales de dicha legislación, que fue pactada con el entonces ministro de Hacienda Cristóbal Montoro (PP) en el año 2017. La futura ley para el próximo quinquenio se redactará en los mismos términos y parámetros.

Pero a ello se suman los nuevos impuestos. Fuentes del PNV consultadas por Economía Digital son claras: «Cualquier nuevo impuesto se tiene que concertar a través del Concierto Económico Vasco y el Convenio Navarro. No es ninguna exigencia o cesión. Es lo que dice la ley«, aunque han corrido a especificar que «sí hay que hablar» sobre la manera de abordarlo.

Desligado de los PGE

De todos modos, los jeltzales quieren separar ambas reivindicaciones: aseguran a este periódico que la nueva gestión tributaria «no ha estado encima de la mesa de la negociación presupuestaria», y en esa misma línea se ha manifestado el portavoz del PNV en el Congreso, Aitor Esteban, este viernes. «Está hablado y comprometido por su parte: tiene que haber un acuerdo, por mandato de la ley del Concierto».

También se ha referido Esteban al necesario acuerdo en la Comisión Mixta para introducir dentro del Concierto Económico los nuevos impuestos, antes del 20 de noviembre. El compromiso, insisten las fuentes, es anterior a la negociación presupuestaria y data de cuando se habló del impuesto. «La ministra de Hacienda manifestó su voluntad», sumarizan, aunque el Gobierno gestara los tributos como prestaciones patrimoniales públicas no tributarias y no como impuestos era un movimiento para eludir ser tratados como otras figuras fiscales más.

«Asegurar políticas para el País Vasco»

A la hora de anunciar su renuncia a la presentación de una enmienda a la totalidad a los PGE, Aitor Esteban se ha referido a los cinco años más de cupo. «Nosotros compartimos cosas de este Presupuesto y hay cosas que no, pero nuestro objetivo, sobre todo, era asegurar que la ciudadanía vasca tenga suficientes recursos para poder realizar sus propias políticas, dirigidas desde las instituciones vascas«.

El acuerdo para renovar la Ley Quinquenal del Cupo nace, según el PNV, para evitar «inseguridad jurídica», dado que la que todavía está en vigor se había firmado para el periodo 2017-2021. Con ello, los jeltzales se aseguran «recursos suficientes y un reparto justo de las cargas que tienen que hacer tanto unas como otras administraciones públicas». «Es un asunto muy importante, tanto en el ámbito de la seguridad jurídica como el ámbito de poder asegurar políticas públicas de calidad para Euskadi para los próximos años», incidió Esteban.