Podemos utiliza el precio de la luz para abrir un nuevo frente con el PSOE

Podemos presentará medidas urgentes para evitar el sobrecoste de la luz en las familias más vulnerables. El ministro de Consumo estudia regularizar el precio de la luz.

El Gobierno descarta aprobar nuevas medidas para rebajar el precio de la luz. Así de contundente se mostró la ministra portavoz, María Jesús Montero, en la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros este martes. Sin embargo, sus socios de Gobierno, Unidas Podemos, no piensan lo mismo.

La formación de Pablo Iglesias ya estudia nuevas propuestas que presentará “en los próximos días” para evitar el sobrecoste de la luz en las familias más vulnerables. Además, el ministro de Consumo, Alberto Garzón, estudia la regularización del precio de la luz. “Estamos buscando soluciones definitivas para una tarifa regulada que proteja especialmente a las familias más vulnerables”, señaló.

Unidas Podemos no ha descartado regularizar el precio de la luz ni nacionalizar Endesa. Así lo expusieron en la reunión de la Ejecutiva que tuvo lugar el pasado viernes a puerta cerrada. Los morados tienen que mover ficha para defender su ‘escudo social’. Así lo hicieron saber en el cónclave, tras algunas críticas dentro de la formación contadas por Economía Digital. Hasta los socios de Gobierno de Pablo Iglesias, Compromís, ERC y Más País, han pedido a los morados que muevan ficha respecto a este asunto.

Leer más: Un sector de Podemos, ERC y Compromís se rebela contra Iglesias por la subida de la luz

La formación de Iglesias, tras escuchar a Montero rechazar la aprobación de nuevas medidas, se muestra más decidida a exponer sus propuestas en el seno del Gobierno. Los morados consideran que la reforma del mercado eléctrico, por la que ambos apuestan en el programa del Gobierno de coalición, aún tardará y ante nuevos picos como los sufridos estos días, Podemos considera que “se tienen que aprobar más medidas que vayan más allá del bono social”.

Las verdaderas diferencias en estos momentos entre PSOE y Podemos, tal y como sucede con la subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI), se deben a las prioridades programáticas con el calendario de implantación de dichas medidas. Para los de Podemos este asunto requiere “actuar” a corto plazo; mientras que para los socialistas, esto requiere de una “reforma en profundidad, que hay que estudiar y eso lleva tiempo”, consideran.

Desde Podemos apuestan por aprovechar las ayudas europeas para acelerar la descarbonización y abordar a corto plazo la reforma del mercado eléctrico. Los morados advierten que presionarán al Gobierno respecto a este segundo punto. Siguen sin descartar la creación de un ente público que regule el coste de la luz y garantice “que nadie sufra pobreza energética”. “Se puede hacer”, insisten a ED.

Los puntos del acuerdo de coalición

Los morados recurren siempre al programa firmado con los socialistas para conformar el Gobierno de coalición. En este documento muestra el compromiso de los socialistas a elaborar “un Plan de Reforma del Sistema Eléctrico que favorezca la transición hacia la descarbonización y unos precios asequibles para el consumidor y las empresas“.

Unidas Podemos exige que se cumpla el acuerdo de Gobierno de coalición para “eliminar los beneficios caídos del cielo” de las compañías eléctricas. El portavoz de los morados en el Congreso, Pablo Echenique, ‘tiró de las orejas’ a los socialistas asegurando que “el acuerdo de gobierno para eliminar los beneficios caídos del cielo debe cumplirse”.

El programa lo refleja mediante la realización de “los cambios normativos necesarios en relación con el funcionamiento del mercado eléctrico para acabar con la sobrerretribución que reciben en el mercado mayorista determinadas tecnologías que fueron instaladas en un marco regulatorio diferente, anterior a la liberalización y que han recuperado sobradamente sus costes de inversión”.

También se han comprometido a “modificar la factura eléctrica con el objetivo de: reducir el porcentaje que representa el término de potencia; que el término variable de la componente regulada sea incremental en función de la energía consumida, de forma que el coste a pagar por las personas consumidoras por los primeros kWh sea inferior a los siguientes, incentivando la eficiencia energética”.

Ante la subida del precio de la luz, Unidas Podemos difundió esta semana un vídeo en el que recuerda que su propuesta de nacionalizar una compañía eléctrica no fue aceptada por el PSOE y que el peso de su partido, 35 escaños, es insuficiente para acometer los cambios que ellos consideran necesarios en el sistema eléctrico.

El Gobierno se escuda en el bono social y en la UE

La ministra de Hacienda defendió este martes, precisamente, el bono social para las familias más vulnerables. “El Gobierno ha sido sensible a la situación de los llamados consumidores vulnerables, para lo que puso en marcha un bono social que ha ido ampliando conforme ha seguido la pandemia”, explicó Montero. El Gobierno insiste en que “a día de hoy, se benefician de este bono social 1,3 consumidores que se consideran vulnerables”, respondió.

Asimismo, desde el Ejecutivo se escudan en que “este pico puntual de la factura eléctrica no es un episodio que ocurra solo en España, sino también en el contexto europeo porque hay normas comunes. Esperemos que este momento pase, de manera que podamos ir afrontándola con las medidas que el Gobierno ya ha puesto en marcha”, contestó Montero.

Desde el Ministerio de Transición Ecológica se ha apuntado a que “estas subidas no se traducen en subidas automáticas ni de la misma cuantía en los precios finales que pagan los consumidores”.

En plena ola de frío, España bate récords con las alzas en el precio de la luz. El precio de la luz en el mercado mayorista sube un 6,7% y encadena tres días al alza rozando los 90 euros por MWh. La ministra anuncia que los españoles ahorramos este año, con el Gobierno de coalición, un 40% en nuestra factura de la luz. Sin embargo, la organización de consumidores Facua calcula que el recibo de la luz del usuario medio ascendería a 86,52 euros si se mantuviera el precio medio del kilovatio hora (kWh) de los 12 primeros días del año, un 26,7% más que en el mismo periodo de 2020.

Los cálculos de Facua representan una subida interanual del 37,0%, cuando en las mismas fechas de enero de 2020, su importe medio era de 13,42 céntimos. De ahí que la batalla entre morados y socialistas esté servida.