Polémica con los test de antígenos: los laboratorios se suman al rechazo de su uso en farmacias

La Asociación Española de Técnicos de Laboratorio muestra su "más absoluta oposición" ya que los farmacéuticos "no están cualificados para realizar tests"

Los test de antígenos levantan la polémica. Esta prueba diagnóstica es más rápida y barata que la famosa PCR que se han usado desde el inicio de la pandemia: cuesta 5 euros y da resultados en menos de cinco minutos. Y algunas comunidades como Madrid, Murcia o Cataluña la han visto como la solución para frenar la situación epidemiológica y han propuesto su venta en farmacias.

Pero esta opción no convence a los expertos. Entre otros rechazos, esta iniciativa ha recibido este jueves el de la Asociación Española de Técnicos de Laboratorio (Aetel), que ha mostrado este jueves su “más absoluta oposición” a que estos establecimientos puedan realizar pruebas diagnósticas. “Ni los farmacéuticos ni estos establecimientos están cualificados y autorizados para realizarlos”, critican.

“Ni los farmacéuticos ni estos establecimientos están cualificados y autorizados para realizar tests de antígenos”

A través de un comunicado, esta organización asegura que así lo define la normativa actual. “El marco jurídico y normativo delimita y define las competencias y cualificación de los diferentes profesionales sanitarios y del mismo no se puede deducir que los farmacéuticos como profesionales y las oficinas de farmacia como establecimientos sanitarios estén cualificados y/o autorizados para la prestación de este servicio”, recuerda la Aetel.

Así, insiste en que solo los técnicos superiores de laboratorio clínico y biomédico son los profesionales cualificados para realizar los tests que detectan la Covid-19.  “Cualquier experimento como éste debe ajustarse y sustentarse en el marco normativo y competencial actual”, subrayan.

Un estudio liderado por el infectólogo Oriol Mitjà determina que los test de antígenos son igual de fiables que las PCR y apuesta por su uso masivo./ EFE

La Aetel advierte de los riesgos de realizar test de antígenos en farmacias

Los técnicos de laboratorio también han mencionado los riesgos que puede llevar la realización de tests “en lugares no acondicionados y por profesionales no formados específicamente para ese fin”. Por lo tanto, la Aetel se ofrece a colaborar y estudiar junto con las autoridades sanitarias otras vías alternativas en la lucha contra la pandemia. En este sentido, proponen un aumento en la contratación de técnicos superiores de laboratorio clínico.

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, dejó este miércoles la puerta abierta para llevar a cabo esta iniciativa y pidió a las regiones que así lo deseen deben que presenten sus proyectos al ministerio que dirige explicando cómo quieren llevar a cabo esta propuesta. Por ahora, la Comisión Europea exige que lo haga personal cualificado y siguiendo las instrucciones del fabricante.

Numerosos organismos rechazan la propuesta

Los técnicos de laboratorio no son los únicos profesionales que han mostrado su rechazo a que estos tests puedan realizarse en farmacias. Entre los escépticos se encuentra el propio Fernando Simón, que insistió en que habría que aclarar cómo sería la coordinación entre farmacias y sanidad para reportar los casos positivos, pero no la descarta.

Entre las organizaciones que han puesto en duda esta idea se encuentran la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), la Federación de las Asociaciones Científico Médicas Españolas (FACME) y la Mesa de la Profesión Enfermera, formada por el sindicato de enfermería SATSE y el Consejo General de Enfermería. Este último se dirigió hace unos días por carta al Ministerio de Sanidad para trasladarles que “ni por las atribuciones, competencias y formación” los farmacéuticos pueden hacer las pruebas.

Los enfermeros aseguran que si se permiten hacer este tipo de pruebas en las oficinas de farmacia, se estarían vulnerando 15 leyes, incluidas normas europeas, con lo que recurrirían a todas las instancias posibles para impedirlo. Sin embargo, algunos países Francia, Portugal, Reino Unido, Estados Unidos, Australia y Canadá ya ofrecen a la población la posibilidad de comprar esta prueba en las farmacias.