El PPC se prepara para la repetición electoral en Cataluña con el objetivo de engullir a Cs

Los populares esperan que el 'efecto Ayuso' y la desaparición naranja les ayuden a recuperar terreno tras sacar únicamente 3 diputados el 14F

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso (d), participa junto al candidato del PPC a la presidencia de la Generalitat Alejandro Fernández (i), en un acto electoral en Barcelona. EFE/Quique Garcia

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso (d), participa junto al candidato del PPC a la presidencia de la Generalitat Alejandro Fernández (i), en un acto electoral en Barcelona. EFE/Quique Garcia

El escenario en Cataluña se ha vuelto profundamente incierto. Los partidos independentistas se conjuran para evitar la repetición electoral, aunque muy alejados todavía de cerrar un pacto. Hay quienes ya hacen cálculos ante una eventual cita en las urnas. El PPC, que sacó tan solo tres diputados el 14-F, ve con cierto optimismo unas nuevas elecciones.

La debacle de Ciudadanos, que ha desaparecido de la Asamblea de Madrid, y el ‘efecto Ayuso’ pueden catapultar a una organización que ha ido empequeñeciéndose como consecuencia del desgaste político –en 2017 pasó de los 11 parlamentarios a tan solo 4– consecuencia de la gestión del procés, y este 2014 ha bajado hasta los 3.

Desde el PPC reconocen a Econpomía Digital que “partidistamente” hay “más elementos a favor que en contra” de querer unas nuevas elecciones. Fuentes del partido explican que el escenario abierto tras la victoria de Ayuso permiten pensar que les ayudaría a beneficiarse, después de que la presidenta arrasara con 65 diputados y se quedara a las puertas de mayoría absoluta.

El PPC le echa el ojo a los seis diputados de Cs

Si de algún sitio aspira a pescar el PP es de Cs, un partido que de desintegró en Madrid engullido por Ayuso. Los populares catalanes creen que una nueva cita con las urnas les permitiría rascar parte de ese voto. Reconocen que tienen las puertas abiertas para todos aquellos exmilitantes de Arrimadas “que quieran volver”, algo que aseguran que se ha empezado a producir.

Aunque tampoco aspiran a rascar votos de otros caladeros. “La caída de Cs por un lado y la decepción que podrían tener los votantes de otras fuerzas [en referencia a Vox] por otro nos podría beneficiar”. El PP cree que “el resultado no puede ser peor” que el obtenido el 14-F, y que cualquier nueva cita electoral solo les permitiría mejorar.

Los populares también son conscientes de que no supieron movilizar a su electorado el 14-F. En el partido de Alejandro Fernández aseguran haber “tomado nota de los errores cometidos”, y creen que la repetición electoral les ayudaría a subsanarlos. “El centro-derecha en Cataluña solo tiene tres diputados, pero es un espacio más amplio”.

El PPC trata de recomponerse de la crisis interna

Pese a su debilidad tras las elecciones catalanas, el PPC rechaza cualquier alianza electoral que implique una disolución de sus siglas: “Esto solo se puede hacer concentrando los votos en el PP, que durante muchos años tanto en Cataluña como en España ha sido una opción de Govern”.

El PPC intenta apaciguar su crisis interna, cuyo malestar se acrecentó tras la debacle electoral. Alejandro Fernández remodeló la ejecutiva del partido, descabezada tras los escándalos sexuales y de violencia de género que afectaron a Daniel Serrano y Alberto Fernández Saltiveri respectivamente.

En el lugar de Serrano se nombró al veterano Santi Rodríguez como secretario general, histórico diputado en el Parlament y persona que teje fuertes consensos en la formación. El cargo de Saltiveri –excoordinador de Comunicación– pasó para otra figura destacada del partido, el exdiputado en el Parlament Juan Milián.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para estar informado con las últimas noticias sobre las elecciones catalanas.
Suscríbase a nuestro canal de Telegram para estar informado con las últimas noticias sobre política en Cataluña