Sánchez anuncia que 255.000 ciudadanos cobrarán el IMV el 26 de junio

El presidente también ha anunciado que el fondo autonómico de 16.000 millones de euros será aprobado por el Consejo de Ministros el 16 de junio

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha comunicado en la videoconferencia dominical con los presidentes autonómicos que unos 255.000 ciudadanos recibirán el próximo 26 de junio el Ingreso Mínimo Vital (IMV). Es decir, 75.000 hogares —de los cuales la mitad serán niños— recibirán la ayuda para afrontar la situación derivada de la pandemia del coronavirus.

“El próximo 26 junio, 255.000 ciudadanos recibirán el Ingreso Mínimo Vital en sus cuentas bancarias, esto representa que 75.000 hogares desde junio se van a ver beneficiadas de oficio de esta medida, y más de la mitad de los beneficiarios de oficio van a ser menores”, ha señalado el presidente.

En total, el Ejecutivo calcula que el ingreso llegará a unos 850.000 hogares en los que viven aproximadamente 2,3 millones de personas. Además, Sánchez ha justificado la aprobación de esta medida como una “lucha contra la pobreza infantil”.

La importancia de esta ayuda se ha visto reflejada en la web del IMV, que ha recibido 21 millones de visitas con 3,5 millones de simulaciones de las prestaciones. “Cifras que si visualizan algo, es el enorme impacto en la sociedad española, un impacto positivo”, ha añadido el líder del Gobierno.

El presidente también ha anunciado que el fondo autonómico de 16.000 millones de euros para afrontar la pandemia será aprobado por el Consejo de Ministros el próximo 16 de junio. El reparto de un primer tramo de 6.000 millones se iniciará este mismo mes.

Una distribución que favorece a la educación pública

Esto ha suscitado numerosas críticas entre algunos presidentes autonómicos por el cambio de criterio finalmente adoptado para el reparto de este fondo. Sánchez, a pesar de las quejas, ha defendido que se trata del “mayor desembolso jamás aprobado para las comunidades autónomas en la historia reciente de nuestra democracia”. Y ha destacado que la propuesta inicial para su distribución se ha “mejorado al destinarse no solo a la sanidad pública, sino también a la educación pública”.

“Son transferencias directas, no préstamos. Las comunidades autónomas no deberán devolver este dinero ni les incrementará la deuda ni generará intereses de ningún tipo. Y son recursos que se reparten sin condicionalidad, es decir, cada comunidad usará los fondos recibidos y no rendirá cuentas ante el Gobierno, sino a los ciudadanos a través de los respectivos parlamentos autonómicos”, ha concretado.

Con la nueva distribución, se destinarán 9.000 millones a cubrir el incremento de la inversión sanitaria, 2.000 a la educación y 5.000 a la caída de ingresos. Dentro de la última partida, 800 millones se destinarán a un nuevo fondo de transportes para compensar la caída de la facturación de las empresas públicas en metro, cercanías o autobuses interurbanos.

Mientras que, la idea original era que 10.000 millones fueran para compensar los gastos extraordinarios en Sanidad, otros 1.000 para gastos sociales provocados por la crisis y 5.000 más para fomentar la recuperación económica.

El presidente del Gobierno también se ha referido este domingo a la respuesta a los millones de turistas que vendrán a España este año. “España debe dar una respuesta segura y el calendario de apertura de fronteras debe hacerse de forma coordinada en el seno de la Unión Europea”.

De ahí que el Gobierno español —junto con Italia— hayan pedido a la Comisión Europea que el levantamiento de las restricciones de desplazamientos en las fronteras comunitarias se haga de forma coordinada y no discriminatoria entre todos los Estados miembros, según criterios epidemiológicos “comunes, claros y transparentes”.