La historia se repite: Sánchez lanza su plan anticrisis sin pactarlo con sus socios

La aceleración de la aprobación de las medidas económicas ya salió en el último momento la vez anterior y esta prórroga sigue el mismo camino. PNV y ERC no han recibido llamadas del Gobierno

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (i) interviene junto a la ministra de Economía y vicepresidenta primera Nadia Calviño (d) durante el Pleno del Congreso celebrado este miércoles. EFE/ J.J.Guillén

La celeridad con la que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha querido reaccionar a los malos resultados del PSOE en Andalucía ha hecho que la historia se repita. Con el ánimo de hacer borrón y cuenta nueva, y mandar un mensaje de que los socialistas están dándolo todo, y jugando con el calendario que tiene disponible, la convocatoria de un Consejo de Ministros extraordinario este sábado para aprobar el nuevo real decreto anticrisis ha dejado a sus principales socios fuera de la coalición sin recibir ni una llamada, tal y como ha podido confirmar Economía Digital.

Según la lógica parlamentaria, si este sábado se aprueban las prórroga y las nuevas propuestas para paliar las consecuencias económicas de la guerra de Ucrania, la convalidación en el Congreso debe celebrarse la próxima semana. Ahí debe ser aprobado por una mayoría… y desde PNV y ERC puntualizan a este periódico que desde Moncloa «no se han puesto en contacto» con ellos.

«No sabemos nada», comentan fuentes republicanas. «No tenemos ni idea, no nos han dicho nada y es martes por la noche [hora de cierre de esta edición]. Si no conocemos el contenido del Real Decreto, tampoco nuestra postura«, deslizan desde el Grupo Vasco. Fuentes del Gobierno afirman que sí se han iniciado conversaciones «internamente», esto es: en el seno de la coalición. Pero nada más allá.

«No es la mejor manera»

A pesar de que sí hay diálogo en otras áreas, que el Gobierno no haya sondeado siquiera al resto de formaciones permite deducir que la negociación más allá de la Moncloa tendrá lugar como en la anterior ocasión, hace dos meses, cuando el Congreso lo convalidó por la mínima y gracias a Bildu.

Además de esos votos, también fue necesario cuadrar los de Teruel Existe (1), Nueva Canaria (1), el PNV (6), BNG (1), Más País (2), Compromís (1), el Partido Regionalista Cántabro (1), la exdiputada de Podemos Meri Pita, que ahora se encuadra en el grupo mixto, y el PDeCAT (4). En aquella ocasión Esquerra no se sumó al bloque, dado que acababa de estallar el caso Pegasus y Sánchez no había atendido sus demandas.

Fuentes de ERC comentan con ironía: «Ya hemos demostrado cómo funcionamos y bajo presión y en el último momento no es la mejor manera«. Todo ello a pesar de que este mismo miércoles se reactiva el diálogo entre con Cataluña tras todo el escándalo del espionaje, con una reunión entre el Ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, y la consellera del ramo, Laura Vilagrà, este miércoles en Moncloa.

Un decreto con medidas aún sin cerrar

De todos modos, aún está por concretar el contenido de este Real Decreto de medidas anticrisis, que prorrogará las que ya se encuentran en vigor e incluirá otras nuevas. Cuáles aún no están claro, dado el desencuentro que han escenificado este martes la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, y la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz.

Sánchez ha querido adelantar su aprobación por el simbolismo y por lanzar un mensaje, separando este paquete de medidas del Consejo de Ministros ordinario del lunes -adelantado un día al habitual por la celebración de la cumbre de la OTAN en Madrid-, poniéndose en marcha en clave nacional tras el batacazo andaluz y tras poner tintes internacionales de nuevo en su agenda con su presencia este jueves y viernes en Bruselas en el Consejo Europeo.

En Moncloa son tajantes: habrá una «prórroga de lo que preservar» y el resultado de la negociación con Unidas Podemos. Va a llegar todo para el sábado, indican, y serán medidas para «amortiguar el impacto de la crisis». Aunque, de momento, no se conozca qué será.