Sánchez rectifica tras la llamada de Iglesias y le incluirá en la gestión de los fondos europeos

La ministra de Hacienda explica que se trataba de un borrador de trabajo y que ni ella misma lo tenía.

El Gobierno rectifica e incorporará al vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, en la gestión de los 240.000 millones de los fondos europeos. El líder de Podemos llamó al presidente Pedro Sánchez tras conocer su ausencia de la comisión, que el Ejecutivo pretendía crear, para gestionar estas ayudas.

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, asegura que se trataba de un borrador de trabajo y que finalmente no se creará dicha comisión, sino que será el propio Consejo de Ministros (conformado por todas las carteras) quienes gestionen los fondos europeos, para agilizar los trámites de cara a que reciban estas ayudas las empresas lo más pronto posible. 

Sin embargo y con esta decisión, para algunos el Gobierno “rectifica”, mientras que para otros, simplemente “se trata de un error” que los morados han aireado a través de la prensa, como viene siendo habitual durante esta última semana en el Ejecutivo de coalición. 

Desde Unidas Podemos se muestran seguros que se trataba del “borrador definitivo” que el Ejecutivo quería aprobar dejando fuera al vicepresidente segundo. Sin embargo, la ministra portavoz cuestiona que fuera el documento final porque, “en ocasiones trabajamos con hasta 11 borradores, los documentos definitivos son los que se llevan para aprobar en Consejo de Ministros y éste ni lo tenía yo ni el Ministerio que dirijo”, zanjó. 

La ministra desveló, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, que “me consta que Sánchez había opinado en reuniones previas”. En otro momento, Montero sostuvo que “fue instrucción expresa de Sánchez que fuera el propio Consejo de Ministros” quien se encargase de este cometido y ya dio “instrucciones expresas, en relación que quienes vayan a velar por la llegada de estos fondos sean la totalidad de los departamentos ministeriales”.

Desde el punto de vista de los socialistas, Podemos se quedó con el borrador sin darse cuenta de la rectificación posterior por parte del presidente. Fuentes socialistas acusan a los morados de filtrar a la prensa el malestar y seguir aireando las discrepancias internas. Mientras que los de Pablo Iglesias siguen insistiendo en que se trataba del “borrador final” que iba a ser aprobado, dejando fuera al vicepresidente segundo. 

Iglesias telefoneó a Sánchez 

 Iglesias telefoneó este martes por la mañana al presidente Pedro Sánchez para transmitirle su “profundo malestar” tras quedar fuera de la comisión que controlará los 240.000 millones de los fondos europeos.

Fuentes de Unidas Podemos confirmaron a Economía Digital que “esperan” que en las próximas horas, el Gobierno rectifique e incluya a Iglesias en la lista. Desde el PSOE defendieron la decisión y explicaron que “no todos los ministros participan en todas las comisiones”, ya que son específicas de cada materia y, en este caso, “corresponde a los agentes económicos su presencia”. 

En Podemos no entendieron esta explicación y consideraron “fundamental” que, tanto el partido como la Vicepresidencia de Derechos Sociales y Agenda 2030, tenían que “estar presentes” en este grupo de trabajo. 

El Gobierno, mediante real decreto, pretendía crear una nueva comisión interministerial que presidiera Sánchez con la mayoría de los ministros del PSOE, sin presencia del vicepresidente Pablo Iglesias aunque sí de la titular de Trabajo, Yolanda Díaz. Su objetivo es agilizar los trámites del reparto de fondos europeos a las empresas. Ahora será el Consejo de Ministros el órgano encargado de dirigir estas ayudas para agilizar los trámites. 

“Los ministros con mayor vinculación”

Según publicó El Mundo, el texto del real decreto por el que se aprueban medidas urgentes para la modernización de la Administración Pública y para la ejecución del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, señalaba que “es preciso revisar los obstáculos y cuellos de botella existentes en la normativa y en los procedimientos e instrumentos de gestión pública y, una vez analizados, es preciso acometer reformas que permitan contar con una administración moderna y ágil capaz de responder al desafío que la ejecución de proyectos vinculados a los fondos del Instrumento Europeo de Recuperación plantean”.

Asimismo, el texto justificaba la ausencia de la Vicepresidencia Segunda de Iglesias al dejar claro que “se creará una Comisión para la Recuperación, Transformación y Resiliencia que presidirá el Presidente del Gobierno y en la que participarán los Ministros de las áreas de gobierno con mayor vinculación con la ejecución del Instrumento Europeo de Recuperación“.

En este caso y según el criterio del presidente, estaban presentes la titular de Trabajo, Yolanda Díaz, la ministra de Educación, Isabel Celaá; el ministro de Sanidad, Salvador Illa, o incluso secretarios de Estado y directores generales de Economía y Hacienda.

La ausencia de Iglesias tampoco era la única, la vicepresidenta primera, Carmen Calvo, tampoco aparecía en el texto del real decreto, pese a que se encarga de coordinar al resto de ministerios. En este caso, el coordinador económico iba a ser la mano derecha del director del Gabinete de Presidencia, Iván Redondo, el economista Manuel de la Rocha, que poco a poco ha ido ganando enteros dentro del Ejecutivo.