Sánchez sale en defensa de Ábalos: “Evitó una crisis diplomática”

El ministro de transportes se defiende tras las críticas por reunirse con la "número dos" de Maduro: “Vine para quedarme y no me echa nadie”

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha asegurado este sábado —en relación a la polémica sobre el encuentro del ministro de Transportes, José Luis Ábalos, con la vicepresidenta venezolana, Delcy Rodríguez— que lo que hizo Ábalos fue “evitar una crisis diplomática, y lo ha logrado”. En concreto, Sánchez ha mostrado todo su “respaldo y aprecio” al ministro de transporte tanto a nivel político como personal.

Ante las críticas por el encuentro, Ábalos ha subrallado: “yo vine para quedarme y no me echa nadie”. También ha afirmado que la controversia “molesta” pero “no le impacta” porque, según ha indicado, viene “de muy lejos”, no como otros que están “de paso”.

Sánchez, en declaraciones a los medios tras visitar las zonas de Castellón afectadas por el temporal ha expresado que “entiendo que la oposición critique, pero no que critique a un miembro del Gobierno por evitar una crisis diplomática”. También ha acusado a la derecha de “usar el dolor del pueblo venezolano para intentar confrontar con el Gobierno de España”.

Sin reproches a Ábalos por parte del Gobierno

Respecto a las peticiones de PP, Cs y Vox para que Ábalos dimita, Sánchez ha ofrecido al ministro todo su “respaldo y aprecio, tanto político como personal”, y ha insistido en que lo que hizo el ministro fue “poner todo lo que estaba de su parte para evitar una crisis diplomática”. “¿Cuál es el reproche?”, se ha preguntado. Y, en este marco, ha pedido a la oposición “diálogo y acuerdo” en la política de Estado, como es el caso de Exteriores.

Sobre la visita del presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Juan Guaidó, que será recibido en Madrid por la ministra de Exteriores, Arancha González Laya, Sánchez ha insistido en que lo que quiere el Gobierno español es que haya “elecciones cuanto antes en Venezuela y que el voto de los venezolanos en una democracia plena pueda decidir su futuro”. Y ha explicado que la posición del Gobierno español siempre ha sido liderar a través de las instituciones europeas “la pronta celebración de elecciones en Venezuela”.

Sánchez ha subrayado que la oposición venezolana “sabe” que el Gobierno español ha dado siempre respuesta a muchas de sus peticiones tanto de asilo como de cobertura a líderes de la oposición y ha recordado que Leopoldo López está en la embajada española de ese país. “Somos un Gobierno que siempre ha apoyado a la oposición y que lo que quiere es que se celebren elecciones rápidas” ha aseverado.

Ábalos defiende que las críticas son un ataque al PSOE

Ábalos se ha defendido durante un acto del partido en Santiago de Compostela en el que ha enmarcado las peticiones de dimisión recibidas como un nuevo ataque estratégico de las derechas. “Yo estoy en esto desde el año 76, no estoy en una aventura”, ha subrayado el ministro de Transportes, que considera que si no fuese secretario de Organización del PSOE, su encuentro “no tendría tanto interés”.

“Yo no he venido aquí a agradar a la derecha. Yo he venido aquí a no decepcionar a nuestros votantes y a nuestros electores de la izquierda”, ha zanjado el ministro, que no ha abordado directamente su reunión con la mandataria venezolana, sino que se ha limitado a salir al paso de los reproches en su contra.

“Si a uno le molesta esta tontería imaginaos el aguante que tiene el presidente del Gobierno, que es diario, que es tremendo, la que lleva años aguantando”, ha agregado Ábalos, que ha insistido en que la gran fortaleza del PSOE “radica en su unidad” y en que este tipo de críticas furibundas son un “síntoma de debilidad” de la oposición. 

En un plano más general, Ábalos ha lamentado que sea la ultraderecha quien esté situando el debate político en la oposición, ya que en el PP están “absolutamente condicionados” y “van a remolque con la agenda de Vox”, dado que insisten en legitimar sus posiciones más extremas mientras sobreactúan ante cada movimiento del PSOE y del Gobierno central, informa Efe.