La ‘línea roja’ de los socios de Sánchez: ERC y Bildu le dan plantón en la foto de Constitución

A pesar de haber sido salvavidas del Gobierno en las votaciones clave, no van a participar en la fiesta constitucional

Es el día grande de las Cortes en nuestro país: la celebración de la Constitución suele ser una jornada puramente institucional, pero este año tiene un sabor distinto. Con tres Presupuestos Generales del Estado (PGE) aprobados en tres años, las leyes más importantes para su socio de Gobierno bloqueadas, envueltos en un clima preelectoral y de mayor crispación política, con el Poder Judicial sin renovar cuatro años después y con la sedición sobrevolando, Pedro Sánchez tiene por delante una foto para el recuerdo.

La presidenta del Congreso de los Diputados, Meritxell Batet, presidirá el acto institucional por el 44 aniversario de la Constitución en la escalinata de la Puerta de los Leones de la Cámara Baja acompañada entre otros por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez; y el presidente del Senado, Ander Gil, que no pudo acudir el año anterior por covid.

Eso sí, quienes no estarán presentes, como de costumbre y un año más, son los grupos nacionalistas e independentistas. Ni Esquerra Republicana de Cataluña (ERC) ni Bildu, a pesar de ser la muleta institucional y salvavidas de las medidas del Gobierno en multitud de ocasiones durante este último año, romperán su tradición y posarán junto a Sánchez «por motivos obvios», han puntualizado irónicamente fuentes de ambas formaciones a este periódico.

Malversación y reforma del artículo 49

El día de la Constitución va a estar marcado por dos asuntos que reúnen apoyos y voluntades muy distintas. Por un lado, la posibilidad de reformar también el delito de malversación, una petición que ERC asegura que está negociando con el PSOE en la fase de presentación de enmiendas parciales, que finaliza este viernes, aunque en el Gobierno insisten en que no hay novedades al respecto. En la derecha no quieren ni oír hablar de ello y en gran parte de la izquierda, también.

Pero en algo en que sí hay acuerdo en el arco parlamentario pero sigue sin consolidarse es la reforma del artículo 49 de la Constitución, que habla de disminuidos en lugar de minusválidos, y que, pese a contar con el compromiso de tanto el PSOE como el PP, no se ha conseguido llegar formalizar el cambio.

Al plantón reiterado de los socios de investidura de Sánchez este año se suma un nuevo invitado. Se ausentará también Vox, que no participará en el acto institucional para no coincidir con quienes, en su opinión, «violan» la Constitución y «buscan destruirla», aunque algunos diputados del grupo acudirán a las puertas del Congreso para celebrar la vigencia del texto.