Los test de antígenos en farmacias permitirían rastrear Madrid “en unos diez días”

El presidente del Colegio de Farmacéuticos de Madrid defiende que farmacias, clínicas dentales y consultas de podólogos son lugares seguros para hacer tests

Los farmacéuticos quieren ayudar a la detección precoz de la Covid-19. El presidente del Colegio de Farmacéuticos de Madrid, Luis Joaquín González, ha asegurado que los boticarios y otros centros sanitarios –clínicas dentales y consultas de podología– puedan hacer los test de antígenos, lo que permitiría rastrear todo Madrid “en unos diez días”. 

González ha señalado que eso sería posible gracias a las 3.000 farmacias y alrededor de 3.500 clínicas dentales y de podología que hay en la región, que podrían hacer test de coronavirus y solo requerirían de unas decenas de pruebas diarias. Eso permitiría que en unos pocos días se supiera cuál es la situación de los más de seis millones y medio de madrileños

Podólogos, clínicas dentales y farmacias: lugares seguros

“A lo mejor en diez días toda la población podría tener su test hecho”, ha calculado González en declaraciones a EfeTV. El líder de los farmacéuticos ha asegurado que las farmacias, clínicas dentales o de podología son lugares seguros para este tipo de pruebas, con profesionales capacitados para ello y con los medios necesarios para poner los resultados en conocimiento del sistema madrileño de salud.

Al margen de opiniones políticas o del celo profesional de otros colectivos lo importante debe ser “salvar vidas”, y para ello cuantos más puntos haya en la región para las pruebas más ciudadanos acudirá a someterse a ellas.  Y más cuando los ciudadanos muestran “cada día” confianza con sus farmacéuticos, a los que trasladan todo tipo de preguntas y consultas.

Los farmacéuticos rechazan la venta para autodiagnóstico

González cree que los ciudadanos “están demandando” que los test se hagan “cuanto antes”, y ha insistido en que una farmacia, por pequeña que sea, puede ser un lugar seguro porque solo tiene que organizarse (por espacios o por franjas horarias).

Los farmacéuticos creen que la solución sería mejor que la venta de test de autodiagnóstico, como han pedido algunos laboratorios a farmacias. En este último caso, no se sabe si se va a comunicar el resultado a las autoridades sanitarias ni tampoco se sabe qué se va a hacer con los residuos generados. 

En el caso de que se permitieran los test en las farmacias, éstas comunicarían el resultado al servicio de salud, y el Colegio de Farmacéuticos ya tiene contratada una empresa que se pasaría por cada oficina para recoger los residuos generados para proteger el medio ambiente.

Illa cambia de idea: pedirá un plan “detallado”

Pese a las reticencias iniciales, el Ministerio ha dado un volantazo y ha abierto la puerta a que las autonomías puedan llevar a cabo rastreos masivos a través de test en las farmacias siempre que presenten un plan “detallado” sobre de qué manera se va a atender a los pacientes. 

Algunas comunidades autónomas, como Madrid o Cataluña, habían pedido que las farmacias ayudaran en la detección de casos de Covid-19, cosa que permitiría descongestionar rápidamente el sistema sanitario. Por su parte, la guerra sigue abierta, puesto que los colegios de enfermeros y la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios se oponen a tal posibilidad