Toque de queda en España: así se posicionan las CCAA, de Madrid a Cataluña

Los gobiernos autonómicos difieren en su postura sobre el toque de queda antes de reunirse en el Consejo Interterritorial de Salud

Las comunidades autónomas debatirán este jueves la idoneidad del toque de queda nocturno para reducir la curva de contagios de coronavirus en España. Una medida que ya han comenzado a aplicar países como Francia o Bélgica y que ha abierto un intenso debate.

El Gobierno de Pedro Sánchez no ha querido dar ningún paso en falso y ha optado por someter esta drástica restricción a consenso con los líderes de las 17 regiones españolas en el seno del Consejo Interterritorial de Salud. También quieren garantizar el apoyo parlamentario de la oposición para aprobar el estado de alarma, un requisito previo imprescindible.

Madrid abrió el debate sobre el toque de queda

La primera comunidad autónoma que se pronunció sobre la implantación de un confinamiento nocturno de la población fue Madrid. El consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, dejó en el aire esta posibilidad para contener la pandemia en la capital española. Unas declaraciones que condujeron a una cascada de reacciones de todas las administraciones.

“Lo que estamos determinando son medidas para establecer ese control, principalmente desde la 12 de la noche a las 6 de la mañana, que vayan en el sentido de restringir la movilidad”, ha ratificado esta mañana Escudero en una entrevista en La 1 de TVE.

Madrid ha logrado reducir la incidencia de la enfermedad en las últimas semanas con medidas drásticas como el confinamiento perimetral de la capital o la reducción de los horarios de la hostelería. Con un ritmo de contagios de 431 positivos por cada 100.000 habitantes, ya no es la región más expuesta del país.

Cataluña no descarta aplicar el toque de queda

La Generalitat de Cataluña no ha cerrado la puerta a poner en marcha el toque de queda en la región para contener la pandemia. La crisis sanitaria se ha agudizado en los últimos días en toda la región. La Conselleria de Salud ha notificado 4.024 nuevos infectados y 31 fallecidos en apenas 24 horas.

“En este momento, hay un incremento de ingresos en los hospitales del país. Estamos valorando la evolución de estos datos para ver qué medidas podemos tomar”, ha explicado la consellera de la Presidencia y portavoz de la Generalitat, Meritxell Budó, que no ha querido mojarse en el debate.

Cataluña ya ha puesto en marcha uno de los sistemas de prevención más drásticos de toda España. La Generalitat ha decretado el cierre de bares y restaurantes durante 15 días, ha reducido los aforos y ha extendido el teletrabajo.

Valencia se posiciona a favor del confinamiento nocturno

El Gobierno de la Comunidad de Valencia es uno de los que más se ha aventurado para brindar su apoyo a un confinamiento nocturno de la población. Una medida para frenar la Covid-19 que en la última jornada sumó 1.318 nuevos casos positivos. La mayor parte den la capital.

El presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, ha expresado que el toque de queda es una medida “bastante razonable” para doblegar la curva de contagios en todo el país. El líder socialista ha llegado incluso a adelantar el horario de confinamiento que considera más apropiado para el funcionamiento de la región: entre las doce de la noche y las cinco de la madrugada.

Aragón rechaza pedir el toque de queda

Aragón ha anunciado hoy un paquete de restricciones en toda la región para contener la expansión del coronavirus. Las tres capitales de provincia (Zaragoza, Huesca y Teruel) quedarán en confinamiento perimetral desde esta medianoche. Sin embargo, no contemplan solicitar la prohibición de la circulación de los ciudadanos por las noches.

“No está en nuestra capacidad ni nuestra voluntad mañana solicitar un estado de alarma, ni solicitar un toque de queda”, ha aclarado la consejera de Sanidad de Aragón, Sira Repollés, tras anunciar la entrada de toda la región en el nivel tres de alerta sanitario, el más restrictivo de todos.

La consejera socialista ha cuestionado que la decisión la tengan que tomar los gobiernos autonómicos y ha insistido en que el Consejo Interterritorial de Salud no es el lugar idóneo para debatirlo. “Tendría que ser el Gobierno central quien lo autorizase. Y menos en este tipo de reuniones que tienen otro objeto”, ha subrayado.

Galicia aboga por aplicarlo en zonas concretas

El Gobierno de Galicia se ha mostrado a favor de aplicar el toque de queda como mecanismo para controlar la pandemia. Sin embargo, apuntan a que esta fórmula debe aplicarse únicamente a los territorios más afectados y no de forma generalizada en toda España.

“Si sabemos a qué se refiere, quizás en algunos lugares, en función de la incidencia, sea una buena práctica”, ha planteado el líder de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo.

A diferencia de otras regiones españolas, Galicia ha logrado mantener su incidencia del coronavirus por debajo de la media. En los últimos 14 días, el ritmo de contagios ha sido de 174 positivos por cada 100.000 habitantes.

Castilla y León exige una medida para toda España

El punto de vista de Castilla y León diverge mucho de la propuesta gallega. Se han mostrado partidarios de aplicar el toque de queda si la situación epidemiológica lo requiere, pero quieren que sea una medida que se ponga en marcha de forma simultánea en toda España.

“Si algo no entiende el coronavirus es de fronteras. Las medidas tienen que ser conjuntas”, ha subrayado la consejera de Sanidad, Verónica Casado.

Castilla y León es una de las grandes candidatas para poner en marcha el toque de queda, tras superar la barrera de los 500 contagiados por cada 100.000 habitantes en las últimas dos semanas. Ya suman 65.158 contagiados en toda la región desde el inicio de la pandemia. Ciudades como Salamanca y Palencia están bajo confinamiento perimetral por su alto índice de casos. 

País Vasco rechaza la declaración de un nuevo estado de alarma

El Gobierno del País Vasco ha dejado abierta la puerta a aplicar un toque de queda para paliar los efectos del coronavirus en la población. Sin embargo, difieren de la estrategia planteada por el ministro de Sanidad, Salvador Illa, que liga este procedimiento a un nuevo estado de alarma.

El lendakari, Íñigo Urgullu, ha insistido en que “no está resuelto si jurídicamente la limitación de un derecho fundamental como el de la movilidad”. No quiere que se repita el mando único que protagonizó la estrategia contra la pandemia en los meses de marzo, abril y mayo.

El País Vasco también ha reducido los horarios y el aforo de los establecimientos de hostelería para frenar la Covid-19. En la última jornada llegaron a sumar 613 nuevos contagiados. Un dato que presagia días complicados en la región.

Andalucía pide a Pedro Sánchez que tome la decisión

Andalucía se ha desmarcado del debate sobre la imposición de un toque de queda. El Gobierno andaluz no ha descartado directamente la medida, pero ha emplazado al Ministerio de Sanidad a tomar por su cuenta la decisión.

“No tenemos capacidad para restringir las libertades de los ciudadanos”, ha argumentado el presidente andaluz, Juan Manuel Moreno, quien ha reclamado al Estado que “tome una decisión” sobre los confinamientos nocturnos.

Andalucía está por debajo de la media de incidencia acumulada de la enfermedad de España, con 284,9 casos por cada 100.000 habitantes. Sin embargo, la Junta ha puesto el foco en algunas ciudades como Sevilla, Jaén o Granada donde los contagios han comenzado a dispararse