Quim Torra no convocará elecciones ante su inhabilitación

"No seré yo quien en este momento tan crítico para el país lo aboque a una carrera electoral irresponsable que paralizaría la administración catalana"

Tras la vista de su sentencia por desobediencia en el Tribunal Supremo, Quim Torra ha confirmado que no planea convocar elecciones antes de su previsible inhabilitación. El president de la Generalitat, que podría perder la oportunidad de ostentar cargos públicos durante 18 meses por negarse a retirar pancartas y símbolos independentistas de edificios públicos, ha señalado que la inestabilidad de Cataluña será culpa de España.

“No seré yo quien en este momento tan crítico para el país lo aboque a una carrera electoral irresponsable que paralizaría la administración catalana”, ha asegurado el jefe del ejecutivo catalán este jueves tras su paso por el alto tribunal, en una rueda de prensa desde la delegación de la Generalitat en Madrid. De esta forma se ha ratificado en su negativa a convocar elecciones, que le ha enfrentado con Esquerra Republicana.

“He venido a Madrid a mirarles a la cara”, ha señalado el president en referencia a los jueces del Supremo que, a su parecer, son la representación viva del Estado “opresor” que detecta el independentismo en España. Y ha augurado que, aunque el alto tribunal le inhabilite, la justicia española será “derrotada en los tribunales europeos” porque, según sus cuentas, así ha sucedido siempre en los conflictos judiciales del procés.

 

“¿Dónde están los aires de democracia?”

“Los aparatos del Estado están activados para apagar el éxito de un proyecto democrático y pacífico”, ha asegurado Torra, refiriéndose por supuesto al proceso de independencia de Cataluña. El president ha manifestado que, en aras de preservar la “unidad” de “lo que ellos consideran que debería ser España” han llegado incluso a perjudicar la “decencia democrática” de las cámaras parlamentarias autonómicas como la catalana.

Torra ha cargado contra los responsables de que él, como “president electo”, sea inhabilitado por colgar y mantener colgada una “pancarta pacífica que reclamaba derechos fundamentales”. “Vivimos en un Estado que amenaza y persigue” al expresidente catalán Carles Puigdemont y que niega el escaño de eurodiputado a Oriol Junqueras, ha reprochado, y que ahora inhabilita a un president “en medio de una pandemia”.

El todavía presidente de la Generalitat ha asegurado que el Estado “desprotege a la ciudadanía por razones ideológicas y de pensamiento” y “de manera estructural empobrece” a Cataluña “privándole de sus recursos”. Y se ha preguntado cómo puede seguir sucediendo esto en un país con un Gobierno que se dice “el más progresista de la historia”. “¿Dónde están los aires de democracia? …No los sentimos”.

“Sin una rectificación rotunda y urgente, España certificará su fracaso como Estado moderno de Europa”, ha añadido el president, sugiriendo que la única oportunidad para rectificar pasa por reconocer el derecho de autodeterminación y avalar un referéndum en Cataluña. Y ha avisado Torra que, aunque el Gobierno español no ceda a sus exigencias, “será incapaz de evitar por siempre” que triunfe “la voluntad popular” catalana.

“Lo que decidan ahora los jueces no nos hace recular ni un centímetro de nuestras convicciones y propósitos políticos”, ha concluido Torra. “Una pancarta es más importante para España que la lucha de un president contra la pandemia”, ha apostillado, avisando que “no me desviaré ni un milímetro de mi deber como president, que es servir a la ciudadanía”.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para estar informado con las últimas noticias sobre política en Cataluña