Urdangarin recurre las condiciones para vender su ‘palacete’ de Barcelona

El duque de Palma se opone a ingresar 2,3 millones de euros en el juzgado balear

Iñaki Urdangarin ha presentado un recurso de reforma contra las condiciones con las que el juez instructor del caso Nóos, José Castro, autorizó la venta de su palacete de Barcelona. El duque de Palma intenta evitar de este modo ingresar 2,3 millones de euros en la cuenta del Juzgado para cancelar el embargo que pesa sobre la mitad de la vivienda.

Esta cantidad corresponde a la fianza civil del Urgangarin. Castro le embargó la mitad de la vivienda conyugal, situada en uno de los barrios más exclusivos de la capital catalana, Pedralbes, a finales de 2013 para hacer frente a los 6,1 millones de fianza. El duque hace frente a este importe junto a su antiguo socio en el Instituto Nóos, Diego Torres.

Autorización de venta

El magistrado de Palma autorizó la venta del inmueble la semana pasada por un valor estipulado de 6,95 millones de euros. Se trata de un precio inferior al dinero que invirtieron Urdangarin y la Infanta Cristina en la adquisición de la finca: casi nueve millones, 5,8 en la compra y otros tres de una reforma posterior.

Además de pedir el compromiso escrito de cancelar el embargo de la mitad del palacete, Castro se garantiza que el juzgado cobre con prioridad frente a otros acreedores de la pareja.