Fotografía: Thought Catalog en Unsplash

Alguien ha logrado clonar criptodivisas (y eso no debería pasar)

stop

Un ataque a la criptomoneda Ethereum Classic consigue lo que parecía imposible: que el "mismo" dinero virtual esté en dos monederos a la vez

Madrid, 10 de enero de 2019 (17:49 CET)

Durante los primeros días de 2019 el mundo de las criptodivisas se ha visto envuelta en varios escándalos, uno de ellos ha sido el ocurrido a Ethereum Classic (no confundir con la versión original Ethereum), que ha visto como un ataque denominado como “ataque del 51%” ha roto la base en la que se cimienta las criptodivisas: que nadie pueda clonar dinero.

Las monedas virtuales como Bitcoin o Ethereum se han hecho un hueco en el mundo de las finanzas internacionales gracia a su red descentralizada que recurre a las matemáticas para evitar que alguien duplique una transferencia.

Al basarse en una red de ordenadores que genera los complicados cálculos matemáticos que aseguran que el dinero se ha transferido y no copiado, se añade una capa de seguridad.

Más de un millón de dólares "clonados"

Pero incluso redes basadas en blockchain se pueden ver atacadas por personas que logran tomar el control de una red distribuida simplemente con poseer el el 51% de las máquinas que se usan en esta red.

La plataforma de cambio Coinbase anunció el pasado lunes que detenían las transacciones de Ethereum Classic debido a que han encontrado un ataque que, precisamente así, ha sido capaz de clonar tokens.

Mediante este tipo de ataques se han descubierto 12 transacciones dobles cuyo valor ascendía a 219.500 ETC o 1,1 millones de dólares en el momento de ser descubierto.

Ethereum Classic no es una criptomoneda muy conocida, por lo menos no como Bitcoin (BTC) o Ethereum (ETH). Su capitalización es de unos 500 millones de dólares a la hora de escribir estas líneas. La de Bitcoin es de 66.900 millones, y la de Ethereum asciende a 14.000 millones de dólares.

Red distribuida, excepto cuando alguien controla la mayoría de esa red

Para sistemas basados en blockchain tan grandes como Bitcoin o Ethereum un ataque del 51% es prácticamente imposible por su tamaño, pero las monedas más pequeñas como Ethereum Classic están mucho más expuestas ya que facilita que alguien se haga co la mayor parte de la red distribuida.

Precisamente un ataque del 51% consiste en hacerse con el 51% del poder de procesamiento de una red distribuida. Al tener la mayoría del control de la red los hackers pueden realizar cambios en el blockchain, como por ejemplo rechazar transacciones ya realizadas, lo que les permite volver a tener la misma cantidad de dinero otra vez.

El ataque que ha sufrido Ethereum Classic es relativamente sencillo. Los hackers (tras hacerse con el 51% del control de la red) realizaron transacciones de un monedero a otro para después “cancelarlas” en el monedero emisor y poseer de nuevo la cantidad previamente emitida.

De este modo el dinero emitido está en dos monederos "a la vez": se mantiene en el monedero emisor pero también se mantiene en el monedero destino, en que s recibió la transacción. Se ha duplicado, y eso es algo que no debería pasar.

¿Qué ocurre cuándo sucede algo así? Los desarrolladores de la criptodivisa todavía lo tienen que averiguar.

Hemeroteca

Bitcoin Ciberseguridad
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad