Fotografía: Brian McGowan

Apps para el seguimiento del Covid-19: muchas e incompatibles

stop

Existen decenas de apps de trazabilidad y de aviso de exposición al Covid-19 y todas tienen algo en común: cada una funciona solo en su casa

Madrid, 13 de mayo de 2020 (12:27 CET)

Ahora mismo se pueden contar hasta 25 apps móviles para la trazabilidad digital de los ciudadanos, para el seguimiento de contactos o para alertar al usuario en caso de haberse expuesto al Covid-19, según la base de datos Covid Tracing Tracker. Y a esas 25 apps hay que sumar otras decenas o cientos de "esfuerzos preliminares" que no se incluirán hasta que "evolucionen en productos reales".

Son muchas las funciones y características por las que se pueden clasificar y distinguir estas apps. Algunas son de uso obligatorio, algunas captan datos personales. Otras son de uso voluntario, y pocas funcionan de forma anónima. Las hay centralizadas y descentralizadas. Que borran datos o los conservan. Unas están propuestas por particulares, otras diseñadas por grandes empresas y otras surgen de gobiernos y autoridades sanitarias.

La combinación de estas y otras variables resulta en una vorágine de apps que dibuja un mapa caótico y disfuncional. Cada una es de su madre y de su padre y cada app funciona de un modo diferente. Todas utilizan bases de datos propias y, como característica común, todas ellas funcionan solo dentro de sus propios márgenes técnicos, políticos, y hasta ideológicos. Cada una funciona solo en su pueblo.

Patrioterismo tecnológico en plena globalización

El resultado es un escenario opuesto a los esfuerzos y aspiraciones tecnológicas de los últimos años, retrocediendo hacia las incompatibilidades por regiones, por países y hasta por comunidades e influencias. Una fragmentación que ignora el carácter mundial implícito a los términos "pandemia" y "globalización."

Ni siquiera el desarrollo conjunto de Apple y Google resuelve esta cuestión, en tanto facilitan un sistema sobre el que cada país tiene que desarrollar su propia app con su propia base de datos "nacional".

Sin estar exenta de desafíos la propuesta de Apple y Google proporciona al menos una base sobre la que construir un sistema "universal" y que no impide la interconexión de bases de datos nacionales.

Además sortea algunos obstáculos técnicos —como, por ejemplo, pretender utilizar la conectividad Bluetooth continuamente y en segundo plano; el problema con el que ha tropezado Francia, por ejemplo— a la vez que resuelve numerosas cuestiones funcionales. También resuelve cuestiones relativas a políticas de seguridad y de privacidad; que sean aceptables o no es subjetivo, por supuesto.

Algunos países, como Alemania, empezaron a desarrollar sus propias soluciones antes del anuncio del sistema conjunto de Apple y Google y han dado un golpe de timón para adoptar esa solución precisamente por su planteamiento potencialmente universal y anónimo, para evitar la tentación de captar datos personales que técnicamente son innecesarios para ese cometido.

Otros países, como Reino Unido, argumentan que "necesitan" centralizar todos los datos y han preferido continuar por ahora con su propio desarrollo, no exento de críticas, aunque está considerando la opción de Apple y Google. Y luego está España que ni siquiera maneja opciones, y todavía no se sabe si es una acierto o un error.

Dudas sobre la utilidad de las apps de trazabilidad

Lo cierto es que ninguna de estas apps ha demostrado todavía su utilidad. "Existen distintas opiniones sobre si estas aplicaciones son solo un sueño tecnocrático o si realmente podrían convertirse en un complemento útil a la trazabilidad manual," dicen en MIT Technology Review.

Hay división de opiniones sobre la utilidad de este tipo de apps. Algunos expertos consideran que son clave para atajar la pandemia, mientras que otros dudan de su utilidad: por ejemplo, casi el 40% de los islandeses están usando una aplicación para la trazabilidad del Covid-19, y a pesar de su amplia adopción —prácticamente idílica— en la práctica no han percibido mucha diferencia.

Otro ejemplo: "Corea del Sur, considerado como uno de los países que ha abordado el Covid-19 con más éxito, lo ha hecho sin recurrir a una aplicación de trazabilidad digital," dicen en BBC News.

Eso sí, "en cambio ha utilizado otros métodos de vigilancia de la población que muchos considerarían invasivos," añade. Es bastante probable que nunca antes la humanidad haya dado en común tantos palos de ciego como ahora.


Si le ha interesado esta información, únase a nuestro canal de Telegram para recibir toda las novedades nacionales e internacionales que publicamos sobre el coronavirus: https://t.me/economiadigital_es

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad