Fotografía: You X Ventures

Apple y Google se unen para implementar la trazabilidad en los móviles

stop

Anuncian un desarrollo conjunto para que los móviles iPhone y Android notifiquen a los usuarios si han estado en contacto con alguien con coronavirus

Madrid, 11 de abril de 2020 (11:30 CET)

A través de un comunicado conjunto —y de sendas publicaciones en Twitter, de Tim Cook, CEO de Apple y de Sundar Pichai, CEO de Google— ambas compañías han anunciado el desarrollo de un sistema de trazabilidad digital a través del móvil para alertar a los usuarios cuando hayan estado en contacto o físicamente cerca de un caso confirmado de infección por coronavirus.

El sistema utiliza la conectividad Bluetooth y no la geolocalización por GPS; esto significa que cada móvil sólo registra qué otros móviles hay cerca, aquellos situados dentro del alcance Bluetooth durante un período de varios minutos y en un radio de varios metros, dependiendo de los obstáculos del entorno.

Su uso sería opcional y ni Apple ni Google van a desarrollar en principio ninguna app; en cambio van a implementar en sus respectivos sistemas operativos el software para que los móviles de uno y otro sistema operativo iOS (Apple) y Android (Google) intercambien datos de "cercanía" entre móviles (por proximidad) que posibiliten el seguimiento del Covid-19, facilitando el desarrollo de este tipo de apps por parte de gobiernos y autoridades.

Para muchos expertos la trazabilidad de la infección —saber quién ha estado en contacto con casos confirmados— es clave para contener la pandemia e incluso después, para atajar nuevos brotes. Por tanto la trazabilidad completa (dónde se ha estado en los días previos) deberá establecerse por otro métodos, incluyendo el habitual de las entrevistas personales.

Cómo funciona el sistema de trazabilidad digital de Apple y Google

El desarrollo de Apple y Google debería estar disponible a mediados de mayo (para iPhone y Android) y funciona de forma anónima y descentralizada, al menos en teoría.

Imagen: Apple, Google
Imagen: Apple, Google

Es decir, los móviles de los usuarios no envían datos a un servidor centralizado salvo que el usuario decida voluntariamente notificar a través de una app que ha dado positivo en la prueba del Covid-19.

En este caso se envía al servidor un "positivo" asociado al identificador, pero sin información personal de a quién corresponde ese positivo.

Cuando esto sucede esto el resto de móviles que acceden periódicamente al servidor centralizado para descargar la listas de "positivos" comparan esa información con su registro interno de identificadores únicos, cambiantes y no vinculados con la identidad del usuario.

La tarea de comparar ambas listas —las de identificadores positivos obtenida del servidor y la de los identificadores con los que se ha estado cerca o en contacto— se realiza dentro del teléfono móvil.

Imagen: Apple, Google
Imagen: Apple, Google

En caso de encontrar alguna coincidencia —un caso positivo que coincide con sus registros internos de los últimos 14 días— la app notificará al usuario para que esté atento, se mantenga en cuarenta o, si es posible, se haga la prueba del Covid-19.

Tanto Apple como Google insisten en que no hay un registro continuo de la movilidad de los usuarios. El desarrollo no utiliza la posición GPS —que además no suele tener buena cobertura en interiores— ni envía datos a ningún servidor excepto cuando el usuario voluntariamente indica en una app que ha dado positivo en coronavirus.

Un sistema en teoría anónimo y privado

El desarrollo tampoco recoge información personal —aunque esto en última instancia dependerá de la app— ni asocia los positivos con la identidad de una persona. El sistema únicamente avisa (o "sabe") que el móvil ha estado cerca de un móvil cuyo usuario ha elegido notificar que ha dado positivo.

Además ambas compañías se han comprometido a que el desarrollo sólo permitirá a las autoridades sanitarias trazar contactos durante la gestión de la pandemia de Covid-19, y que podrá desactivarse, incluso por países o regiones, y cuando ya no sea necesario.

 


Relacionado: La OMS prepara una app para seguir el Covid-19.


 

Las autoridades sanitarias en teoría tampoco tendrán información de "quién" indica un positivo en su móvil; únicamente verán positivos, lo que permitirá tener datos de la evolución de la pandemia, y actuar en base a esa información.

Todo lo referente a la privacidad es por ahora en teoría, porque no sería la primera vez que después se descubre que un desarrollo no es tan privado como promete, que se utiliza con otro fines y propósitos, o que es hackeable de algún modo.

"La privacidad, la transparencia y el consentimiento son de suma importancia en este proyecto, y esperamos construir esta funcionalidad en colaboración con todas las partes interesadas y publicar abiertamente toda la información sobre el desarrollo para que otros la analicen," dicen las compañías en un comunicado conjunto.


Si le ha interesado esta información, únase a nuestro canal de Telegram para recibir toda las novedades nacionales e internacionales que publicamos sobre el coronavirus: https://t.me/economiadigital_es

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad