Barcelona ‘se engancha’ a las nuevas tecnologías para ganar en eficiencia

stop

El ayuntamiento, decidido a facilitar el día a día del ciudadano y optimizar los recursos públicos

Panorámica nocturna de Barcelona

27 de noviembre de 2013 (18:39 CET)

Las calles de Barcelona están enganchadas a las nuevas tecnologías. Múltiples aplicaciones (app) facilitan el día a día de los ciudadanos. Pero al mismo tiempo, impulsan una gestión pública más eficiente y funcional.

Barcelona es la capital del móvil y es como este dispositivo con el que se mueve la capital catalana. Un lema que parece haber hecho suyo el consistorio liderado por Xavier Trias (CiU). En los últimos meses, ha reforzado su apuesta por la ciencia más avanzada y ha liderado la evolución de las ciudades inteligentes con el smartphone como punto de referencia.

Pagar desde el móvil

Un amplio abanico de posibilidades que el ayuntamiento ha reunido en un catálogo on line: la Apps4bcn. Con él, el usuario conoce de antemano el servicio que presta cada app con vocación pública y descubre la valoración que otorgan los expertos.

Aplicaciones como Apparkb, que permite pagar a través del móvil la zona azul y verde en la que el cliente estaciona su vehículo. El ciudadano también puede conocer la agenda cultural de la ciudad a través de la app Time Out. O puede identificarse en un registro municipal de identidades digitales a través del sistema idBCN para solicitar su autenticación analógica.

Autobuses inteligentes

El Barcelona contactless es otra de las ventajas que ofrece en su apuesta como smart city. Esta plataforma permite acceder a información precisa de la ciudad dependiendo del lugar en el que se encuentra. Por el momento, hay 600 puntos distribuidos por la capital catalana.

Incluso los ciudadanos se benefician de las aplicaciones tecnológicas sin darse cuenta y sin necesidad de un móvil de por medio. Prueba de ello es la nueva red de autobuses ortogonal que, además de primar los trayectos rectos y directos, los vehículos de transporte público tienen prioridad en los semáforos gracias a la tecnología aplicada.

Iluminación eficiente

A la red de autobuses se suma el plan de iluminación. Con la última tecnología, la gestión luminaria se ajusta a cada necesidad para optimizar la energía. Por ejemplo, este proyecto prioriza al transeúnte por encima de los viales de circulación.

Un concepto de energía eficiente que ya se ha probado en algunas partes de la ciudad como en la avenida Josep Tarradellas y que, próximamente, se aplicará en una de las principales calles de la capital catalana: paseo de Gràcia.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad