Conviene dirigir las salidas de aire acondicionado siempre hacia arriba. Fotografía: Seat.

Cinco errores habituales al utilizar el aire acondicionado del coche

stop

Encender el aire acondicionado y ponerlo al máximo sin ventilar primero el coche es uno de los errores más comunes

Madrid, 13 de julio de 2018 (17:32 CET)

Según explica Seat se necesitan hasta tres años de trabajo para desarrollar el sistema de refrigeración de un modelo de coche —similar al tiempo de desarrollo del propio vehículo—, lo que incluye "diseñar la geometría de los conductos y de las salidas de aire y realizar simulaciones" para anticiparse a cómo fluirá el aire dentro del coche.

"Sin embargo la gente sigue cometiendo errores al usar el aire acondicionado", dicen desde Seat. El fabricante ofrece cinco recomendaciones para maximizar el funcionamiento del aire acondicionados y obtener el mejor rendimiento del sistema de refrigeración.

Durante el verano la temperatura en el interior de un vehículo aparcado al sol puede superar los 60°

1. Uno de los errores más comunes es encender el aire acondicionado al máximo nada más entrar en el coche. En cambio "abrir las puertas y bajar las ventanas un minuto antes de encender el aire acondicionado reduce la temperatura del interior del vehículo de forma natural" explica Ángel Suárez, ingeniero de Seat. Una vez ventilado el coche ya se podrá entrar y encender el aire acondicionado cerrando las puertas y ventanillas.

2. Otro error habitual es mantener activada la función de recirculación del aire, porque propicia que los cristales se empañen. En caso de duda lo más recomendable es utilizar la función ‘Auto‘ del sistema para que el flujo de aire se regule "de manera uniforme y eficiente".

3. No utilizar el aire acondicionado en invierno o si no hace calor también es un error, porque se no se aprovecha la capacidad que tiene el aire seco que proporciona el sistema de refrigeración para desempañar los cristales.

Conducir con el habitáculo a 35° provoca que el conductor reacciones un 20% más lento que con el habitáculo a 25°

4. Tampoco es conveniente dirigir las salidas de aire directamente hacia los pasajeros. "La mayoría de las veces no se trata de la temperatura, sino de la dirección en la que sale sale el aire y en cómo se distribuye por el interior del vehículo". Para conseguir una distribución uniforme del flujo de aire fresco las salidas de aire "deben apuntar hacia arriba y no hacia las caras de las personas", para que llegue a todos los  pasajeros de forma consistente", y especialmente a quienes viajan detrás.

5. Omitir el mantenimiento del aire acondicionado es el quinto error más habitual. "Al igual que con el aceite, las ruedas o el líquido de frenos el sistema de aire acondicionado de los automóviles también requiere un mantenimiento específico. Se recomienda cambiar los filtros cada 15.000 ó 20.000 kilómetros para evitar la disminución del caudal y de la intensidad", dicen desde Seat.

Hemeroteca

Seat
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad