Fotografía: Volkswagen

Computación cuántica para mejorar el transporte de Barcelona

stop

Volkswagen plantea usar la computación cuántica para gestionar el tráfico urbano y optimizar el funcionamiento del transporte público en las ciudades

Madrid, 06 de noviembre de 2018 (10:48 CET)

Volkswagen trabaja en la idea de utilizar ordenadores cuánticos para desarrollar un sistema de gestión del tráfico urbano que sea capaz de anticipar con mayor exactitud los volúmenes de tráfico, la demanda de transporte público y la duración de los viajes y trayectos.

Según la compañía como resultado las empresas de transporte público, las compañías de taxis y los servicios de transporte podrán organizar sus flotas con mayor eficiencia, y se reducirán los tiempos de espera de los viajeros.

Volkswagen y la compañía de computación cuántica D-Wave han presentado su idea en la conferencia tecnológica WebSummit en Lisboa. El fabricante de automóviles quiere probar su desarrollo en Barcelona, ciudad que ya dispone de una base de datos adecuada según la compañía. Posteriormente el algoritmo podrá adaptarse y aplicarse en cualquier ciudad.

Computación cuántica para resolver tareas complejas

Los ordenadores cuánticos pueden resolver tareas muy complejas —como es el caso de la optimización del tráfico urbano— a mucha mayor velocidad de lo que es posible con los superordenadores convencionales, dicen desde Volkswagen. De hecho, según la compañía, este es uno de esos casos en el que la cantidad de datos y su complejidad es tal que dar con la solución solo es posible utilizando computación cuántica.

La computación cuántica está llamada a sustituir a los ordenadores convencionales, limitados físicamente por la imposibilidad de construir de forma indefinida transistores y microchips cada vez más pequeños.

Actualmente el proyecto de Volkswagen es más una idea en desarrollo que un producto real.

Sin embargo el desarrollo de los ordenadores cuánticos se encuentra todavía en sus primeras fases, así como también lo está el desarrollo práctico de aplicaciones cuánticas. Aunque para Bo Ewald, presidente de D-Wave —los ordenadores cuánticos con los que trabaja Volkswagen— "el uso que hace Volkswagen de las computadoras cuánticas para optimizar el tráfico es un ejemplo de aplicación práctica de la computación cuántica" por ahora el proyecto de Volkswagen es más una idea en desarrollo que un producto real.

Así funciona la gestión del tráfico de Volkswagen

Tal y como explica Volkswagen, para desarrollar su algoritmo para la gestión del tráfico primero se analiza con ordenadores convencionales los datos anonimizados del movimiento de personas y de vehículos. Estos datos proceden de los móviles y de transmisores instalados en los vehículos  de transporte público, para de este modo determinar cuáles son los flujos tanto de vehículos como de personas.

Después, para optimizar ese flujo, es cuando se recurre a un algoritmo cuántico que permite, por ejemplo, determinar con gran precisión qué vehículos serán necesarios en cada momento en los denominados "puntos de demanda", los destinos en los que se prevé una mayor afluencia de viajeros. Al anticiparse a la demanda real es posible proporcionar transporte suficiente para todos los viajeros previstos, y reducir las colas y los tiempos de espera.

Anticiparse a la demanda real de viajeros reducirá las colas y los tiempos de espera

"Esto elimina ineficiencias en el transporte tan costosas como los taxis y autobuses que recorren distancias considerables sin pasajeros. También reduce los tiempos de espera de los viajeros y evita la escasez de vehículos en lugares con una gran demanda," explican desde Volkswagen. "Con esta información los gestores del transporte público podrán incorporar rutas y vehículos adicionales, para ajustarse mejor a la demanda."

Además del transporte público Volkswagen cree que este sistema de gestión del tráfico optimizado cuánticamente aplicarse también al tráfico de vehículos particulares, especialmente en el caso de los vehículos autónomos.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad