Imagen: Jaguar en Youtube

Desde hoy los coches eléctricos son más ruidosos (por seguridad)

stop

A partir de hoy los coches eléctricos nuevos emitirán sonidos artificiales para alertar de su presencia a peatones, ciclistas y otros usuarios de las vías

Madrid, 01 de julio de 2019 (16:39 CET)

Aunque desde hace tiempo algunos coches eléctricos e híbridos, hasta un tercio en la UE, ya emiten sonidos artificiales (tipo "campanillas") cuando circulan a baja velocidad, a partir de hoy 1 de julio esta función es obligatoria en la unión para todos los coches eléctricos o híbridos nuevos.

El objetivo es alertar a los peatones y ciclistas de la presencia del vehículo. A baja velocidad —al circular por zonas urbanas compartidas entre peatones y vehículos o garajes, por ejemplo— los coches eléctricos apenas emiten más que un tenue zumbido.

Esto resulta necesario en lugares como garajes y en zonas urbanas compartidas entre peatones y vehículos y especialmente para las personas con visión reducida. Y, ya puestos, también para quienes caminan distraídos utilizando el móvil mientras caminan o cruzan.

Este sonido artificial debe además modificar el tono cuando el coche disminuyó su velocidad o acelere. De este modo los demás usuarios de la vía pueden reconocer por el oído cuándo se aproxima un coche, a qué distancia está o si un está frenando, acelerando o si comienza a moverse desde parado.

Ruido para mejorar la seguridad viual

Desde hace años el programa AVAS (Acoustic Vehicle Alerting System) de la Unión Europea ha estudiado y ha emitido recomendaciones acerca de cuál es la mejor manera de sustituir el sonido del motor de combustión de los coches, y de qué manera debería implementarse un sonido artificial que lo sustituya en favor de la seguridad vial pero sin incrementar la contaminación acústica.

Las recomendaciones que surgieron de este programa llevaron a muchos fabricantes a implementar el sistema de sonido artificial AVAS, que hasta ahora según el fabricante podía configurarse o desactivarse.

A partir de hoy, sin embargo, cualquier coche nuevo eléctrico o híbrido deberá incluir el sonido AVAS sin opción para desactivarlo. De momento las motocicletas y ciclomotores eléctricos no están obligados a implementar el sonidos AVAS.

AVAS es solo aplicable a baja velocidad, con la emisión de un sonido por encima de los 56 decibelios (pero no más de 75 decibelios) a dos metros de distancia cuando el vehículo se mueva a unos de 20 kilómetros por hora.

Como medida de seguridad la mayoría de los AVAS emiten un sonido más próximo a los 60 decibelios que a los 56 decibelios, que no es especialmente alto y se compara con el ruido ambiente de una conversación, lo que puede dificultar escucharlo un entorno ruidoso como la ciudad e incluso por el propio sonido natural que emite el coche al rodar sobre el asfalto.

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad