Fotografía: Huawei en Twitter
stop

Trump permite a empresas estadounidenses suministrar algunas tecnología a Huawei, pero se guarda el as del veto mientras retoma las negociaciones con China

Madrid, 10 de julio de 2019 (11:01 CET)

Aunque EEUU está dispuesto a otorgar licencias a empresas estadounidense para que exporten tecnología a Huawei, eso no implica el fin del veto al fabricante chino. O, en palabras de Donald Trump, "no se trata de una amnistía general."

De hecho el gobierno norteamericano confirmó ayer que a pesar de su gesto de buena voluntad Huawei sigue en su lista negra comercial. Y seguirá previsiblemente mientras duren las conversaciones entre los dos países, según Bloomberg.

Los permisos para la exportación se expedirán desde el Departamento de Comercio de EEUU, y solo para aquellos casos de bienes "ampliamente disponibles" y de "baja tecnología". O, como dijo ayer el secretario de Comercio Wilbur Ross, en casos que no "supongan una amenaza para la seguridad nacional".

Igual que Trump antes, Ross tampoco entra a especificar qué o qué no es una amenaza para la seguridad nacional, lo que deja a la libre interpretación cuándo y para qué Huawei está vetada y cuándo y para qué no lo está. De modo que "Huawei sigue en la lista negra, excepto cuando no está en la lista negra," dicen Bloomberg.

Las tecnológicas norteamericanas, las más perjudicadas

Algunas compañías norteamericanas llevan meses presionando al gobierno de EEUU para que suavice el veto a Huawei ante el perjuicio económico que supone no hacer negocio con el que, para muchas de ellas, es uno de sus principales clientes.

La agencia de rating S&P alertó hace unas semanas de que a largo plazo el veto a Huawei probablemente fortalecería tecnológicamente al país asiático, lo que perjudicará a EE UU. Y calculó una perdida del 15% de ingresos para proveedores tecnológicos como Micron, Qorvo y Lumentum, y del 10% para Qualcomm.

Ante ese perspectiva, y ya antes de que el gobierno de EEUU anunciase que retomaba las negociaciones comerciales con China, algunos proveedores norteamericanos, como Intel o Micron, se las ingeniaron para reanudar el suministro de componentes a Huawei, aprovechando algunas excepciones contempladas por la prohibición.

Huawei "sigue y seguirá" vetada en el 5G

Lo que si parece claro es que Huawei sigue y seguirá impedida para suministrar componentes para redes 5G desplegadas en territorio norteamericano, uno de los mercados de telecomunicaciones más importantes del mundo, y uno de los actuales campos de batalla comerciales en los que se enfrentan EEUU y China.

La semana pasada Huawei dijo que "se mantenía a la espera" de saber recibir indicaciones del Departamento de Comercio para, entre otras cosas, aclarar si puede seguir utilizando la versión de Google del sistema operativo Android tal, y como hacía antes del veto para sus smartphones destinados al mercado internacional, un extremo que todavía no han aclarado ninguna de las partes.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad