Trump mantiene el veto al 5G de Huawei pese a la tregua. Foto: EFE/KS
stop

El asesor económico de Trump afirma que la política con respecto al 5G de Huawei "no ha cambiado" ni cambiará

Barcelona, 02 de julio de 2019 (19:03 CET)

El sosiego duró poco para Huawei. Si bien el fin de semana se informó de una suerte de progreso en las negociaciones comerciales entre EE UU y China, que llevarían a Donald Trump a suavizar su política contra la tecnológica china, lo cierto es que su regreso a Android sigue en el aire. Y, lo que es peor, sus equipos de redes 5G permanecerán vetados en el país norteamericano.

El principal asesor económico de la Casa Blanca, Peter Navarro, confirmó este martes que Huawei no podrá comercializar su tecnología 5G en EE UU, porque –pese a todo– el Gobierno de Trump sigue temiendo que la firma china utilice estos equipos como puente para labores de vigilancia encargadas por Pekín. Esta política "no ha cambiado", y eso "no ocurrirá", manifestó.

"Lo que hemos hecho es básicamente permitir que Huawei venda chips, que son pequeños componentes tecnológicos y no tienen ningún impacto sobre la seguridad nacional", agregó Navarro. Sus declaraciones de este martes ratifican oficialmente que la tregua de Trump a Huawei aplica solo para pequeños componentes y productos "ampliamente disponibles en el mercado".

El 5G de Huawei definitivamente no llegará a EE UU

EE UU, que quiere liderar la carrera por el 5G a nivel mundial, seguirá construyendo sus redes de la mano de compañías como Nokia y Ericsson, y espera que sus aliados y socios estratégicos sigan sus pasos, como ha dejado claro desde que inició su campaña global para bloquear a Huawei de la tecnología 5G. Pero en Europa todavía es incierto, pues la firma lidera la batalla en el continente.

De hecho, en España ya funciona el 5G de Huawei, dado que Vodafone lo estrenó en las últimas semanas. Movistar es más cautelosa: todavía no lo activa. Pero, en términos generales, las amenazas de Trump han servido de muy poco. Huawei todavía tiene medio centenar de contratos para redes 5G en países de todo el mundo, por lo que su presencia sigue siendo considerable.

Trump accedió permitir que las empresas estadounidenses vendan productos a Huawei, después de reunirse con su homólogo chino Xi Jinping en la cumbre del G20 y acordar una tregua comercial, por la que EE UU frenó la imposición de nuevos aranceles a China. Washington todavía decidir si quita a Huawei de una lista negra en la que le incluyó en mayo.

Navarro comentó este martes que los chips que Huawei puede vender ahora en EE UU son "baja tecnología que no impacta la seguridad nacional de ninguna manera". Es una forma pudorosa de decir que no hay forma de que el 5G de la tecnológica china tenga cabida en uno de los mercados más importantes del mundo, que curiosamente quiere dominar dicho sector.

Este lunes, el vicepresidente de gestión de riesgos y relaciones con los socios de Huawei, Tim Danks, consultado no ya sobre el 5G sino sobre el regreso de la empresa al sistema operativo Android de Google, dijo: Agradecemos los comentarios del presidente Trump relacionados con Huawei durante el fin de semana y esperaremos la orientación desde el Departamento de Comercio [de EEUU]".

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad