Europa repele la presión de EEUU sobre las redes de Huawei. Fotografía: Huawei
stop

Aunque todo apunta a que Huawei podrá utilizar la versión de Google de Android, como antes del veto, la compañía espera un confirmación oficial de la FTC

Madrid, 02 de julio de 2019 (16:23 CET)

Hace días que Donald Trump levantó el veto a Huawei, parcialmente al menos y en tanto no afecte a productos "ampliamente disponibles en el mercado". Sin embargo el fabricante de móviles y sistemas y equipos de telecomunicaciones asiático todavía está a la espera de una confirmación formal.

"Agradecemos los comentarios del presidente Trump relacionados con Huawei durante el fin de semana y esperaremos la orientación desde el Departamento de Comercio [de EEUU]", dijo el lunes Tim Danks, vicepresidente de gestión de riesgos y relaciones con los socios de Huawei, en declaraciones recogidas por Reuters.

Esto significa, según Reuters, que ahora mismo Huawei no sabe si puede seguir utilizando la versión de Google del sistema operativo Android tal y como hacía antes del veto para sus smartphones destinados al mercado internacional. O al menos desconoce cuáles son los siguientes pasos para tener acceso a él.

Todo apunta a que sí, a que Huawei podrá seguir utilizando el sistema operativo Android, la versión de Google. Un deseo que Huawei ha expresado su CEO, Ren Zhengfei durante el veto, incluso mientras su compañía pisaba el acelerador para desarrollar su propia versión de Android para sus smartphones.

Aunque no hay duda de que Huawei mantendrá su propio proyecto de desarrollo en paralelo (por si acaso vuelve a ser utilizado como moneda de cambio en la guerra comercial entre China y EEUU) el acceso al sistema operativo Android de Google beneficiará a Huawei y a los usuarios, y por extensión al mercado de los móviles.

Retomar el lanzaminto de smartphones y ordenadores

De este modo, además, Huawei podrá certificar su smartphone Honor 20 Pro, la que fuera la primera víctima del veto comercial de Trump.

También Huawei debería, en teoría, retomar el lanzamiento de su portátil Matebook que se quedó en la cuneta el pasado mes de junio ante la imposibilidad de utilizar el sistema operativos Windows de Microsoft y los procesadores de Intel.

Recientemente tanto Microsoft como Intel anunciaron que continuarían dando soporte a los ordenadores de Huawei ya comercializados o en stock, del mismo modo que Android seguía funcionando y actualizándose en los smartphones lanzados antes del veto, lo que incluye el teléfono plegable Mate X de Huawei, previsto para septiembre.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad