Fotografía: John Cameron en Unsplash

El fabricante que ya vende más coches eléctricos que convencionales

stop

Las ventas de coches eléctricos de la compañía china BYD superan a las de los turismos con motor de combustión

Madrid, 29 de marzo de 2019 (13:50 CET)

La compañía china BYD es reconocida por ser el mayor fabricante de vehículos eléctricos, tanto eléctricos puros como híbridos —en se engloban en la categoría de "New Energy Vehicle" (NEV)— y en especial buses y vehículos comerciales.

Solo el pasado mes de enero BYD (que vende más de 500.000 coches al año) distribuyó 28.668 turismos NEV, sin contar autobuses y otros vehículos. Comparativamente, en enero de 2018, esa cifra fue de 7.330 unidades. El crecimiento interanual es de un 291,11% según datos publicados por la compañía.

En cuanto a los turismos con motor de combustión sucede al revés: BYD vendió 15.252 turismos en enero de 2019; menos de la mitad que hace un año, cuando en enero de 2018 vendió 35.008 coches con motor de gasolina o diésel.

Estas cifras de BYD tienen su origen en los incentivos que empezó a dar del gobierno chino hace diez años para impulsar la industria del coche eléctricos, dicen en Quartz. "Solo en 2016 BYD recibió más de 1.000 millones de euros en subsidios gubernamentales para sus NEV; una cifra que supera a la de sus beneficios, que es de 730 millones de euros anuales."

El porqué de la apuesta de China por los coches eléctricos

China lleva años acorralando a los coches gasolina y el diésel, hasta el punto de que las nuevas empresas automotrices que pretendan establecerse o crearse allí tienen que fabricar obligatoriamente coches eléctricos. Sin modelos eléctricos no pueden entrar al mercado chino.

Es es uno de los motivos por los cuales a mediados del año pasado hasta el 30% de los vehículos eléctricos de todo el planeta estaban matriculados en China. Con cerca de 500 fabricantes de coches eléctricos el país ya produce más coches eléctricos que el resto del mundo. Y se calcula que para 2025 China supondrá el 50% del mercado global de coches eléctricos.

Entre los motivos por los cuales China está "obligada" a apostar por los coches eléctricos destacan cuatro citados por Clean Technica:

  • Su compromiso con las medidas adoptadas para combatir el calentamiento global
  • Su dependencia de las importaciones de petróleo, que es superior incluso al de EE UU.
  • Los problemas de salud debido a la contaminación del aire, que afecta a millones de ciudadanos chinos cada año.
  • Su desventaja para competir internacionalmente en el mercado de los vehículos con motor de combustión.

Respecto al último punto, en lo que a tecnología de motores de combustión China va rezagada con respecto a las compañías automovilísticas históricas. En cambio y dado que "la industria de los vehículos eléctricos se basa en una nueva tecnología" eso de algún modo iguala a todos los participantes, "lo que ofrece a China la oportunidad de tomar la delantera," explican.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad