El Tesla Model X es uno de los coches que tienen la función del "modo enrollarse" con piloto automático. Foto: Tesla
stop

La actriz Taylor Jackson usa el piloto automático de un Tesla Model X para filmar una película porno

Alessandro Solís

Economía Digital

El Tesla Model X es uno de los coches que tienen la función del "modo enrollarse" con piloto automático. Foto: Tesla

Barcelona, 10 de mayo de 2019 (12:15 CET)

En el futuro, la automatización incrementará el uso del coche como espacio de encuentro sexual. Lo avisó un estudio publicado en noviembre pasado, y lo recordó Elon Musk unas semanas después, cuando anunció con bombos y platillos el "modo enrollarse" o "modo romance" de los coches Tesla, un concepto que no dejó lugar a dudas.

Con tantas pistas en el aire, no iba a pasar mucho tiempo antes de que los coches eléctricos de la empresa de Musk se convirtieran en la escenografía de una película porno. Podría hasta decirse que los Tesla estaban esperando ansiosamente a que llegara su momento de brillar en una cinta erótica, despojando a los protagonistas del esfuerzo de conducir.

Taylor Jackson es la primera actriz porno en filmar una escena sexual en un Tesla Model X. Un hombre sentado en el asiento del conductor, con el piloto automático activado, realizó todo tipo de actos eróticos junto con Jackson, y el registro audiovisual del peligroso uso del "modo enrollarse" se puede ver desde Pornhub.

De hecho, el término "Tesla" se convirtió durante algunas horas en el más buscado en el portal pornográfico. "Te vamos a acusar con Elon Musk por no tener las dos manos en el volante mientras tenías activado el piloto automático", comentó –en clave de comedia– Pornhub en su cuenta de Instagram.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Reporting you to Elon for not having two hands on the wheel with autopilot enabled. #phworthy

A post shared by Pornhub (@pornhub) on

Musk propicia el uso indebido del piloto automático

Fuera bromas, esto es arriesgado, además de ilegal.

Hay que recordar que los conductores de coches que tienen piloto automático están obligados, por ley, a mantener control sobre el volante, pues la autonomía vehicular y la ingeniería civil todavía no han alcanzado un nivel que permita la conducción de este modo. La tecnología simplemente no es tan segura como para permitir este tipo de distracción.

Lamentablemente, ni Musk ni su fabricante han hecho lo suficiente para recordar al público general que la tecnología del coche autónomo todavía no está disponible. Además de anunciar el "modo enrrollarse" en 2018, el fundador de Tesla recientemente ofreció una entrevista en la que activa el piloto automático de un Model 3, informó The Next Web.

En ningún momento de la entrevista se atrevió Musk a advertir al público general de que los coches Tesla apenas tienen el nivel 2 (de cinco posibles) de autonomía y que, por lo tanto, el vehículo no puede jamás utilizarse de la forma en la que es utilizado en la controvertida película porno que se ha hecho viral esta semana.

Musk todavía no ha dicho nada sobre el vídeo de Taylor, pero sí que ha dicho en varias ocasiones en las últimas semanas que los Tesla conseguirán el modo autónomo a finales de año. No es la primera vez que promete lo mismo, y puede no ser la última vez que no cumpla lo que promete. Pero la publicidad no tiene límites, al parecer.

Es cierto que los coches autónomos tienen una ratio de accidentes fatales inferior a la de los vehículos tradicionales, pero sin que sean 100% legales ya hay registro de varios accidentes que han resultado fatales por el uso irresponsable (e ilegal, huelga recordarlo) del piloto automático.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad