El 'voyeurismo' provoca una nueva ‘estafa’ en WhatsApp

stop

Espiar cuentas ajenas es el último engaño con el sello de la aplicación

15 de mayo de 2013 (20:27 CET)

Si le ofrecen acceder a cuentas ajenas de WhatsApp a cambio de introducir su número de móvil en una página web ¿lo haría? Miles de personas han caído en la tentación de WhatsAppSpy para fisgonear las conversaciones de su pareja, amigos o conocidos. Pero la sorpresa llega a final de mes en la factura de móvil.

Esta nueva estafa tiene el sello de la aplicación aunque se promociona por Internet. El usuario que llega a páginas web como ésta introduce el móvil personal, e inmediatamente el número pasa a formar parte de una base de datos. A partir de entonces, se activa un mecanismo que le cobra una comisión por cada mensaje que recibe. Y además, nunca podrá espiar cuentas ajenas.

Tarifas según la operadora


Las tarifas se especifican, en letra pequeña, en la parte inferior de la web. El coste del mensaje de texto (SMS) con Movistar es de 7,26 euros (IVA incluido), mientras que con Vodafone, Orange y Yoigo la tarifa es de 1,45 euros (IVA incluido) por SMS recibido con un máximo de 25 mensajes mensuales. Las condiciones están claras. Pero los expertos denuncian que el servicio nunca llega a funcionar y que los principales estafados son jóvenes.



 

El bloguero y responsable de I D de Indra, Marcelino Madrigal, advierte de que la mayoría de los usuarios son menores que no leen las condiciones de uso. Además, critica que pese a indicarse el precio, se cobra una comisión por un servicio que nunca se activa. “El modo de negocio es una estafa”, concluye.

Suplantar identidades


Otro aspecto que denuncia el bloguero es que al darse de alta en el servicio, la cuenta de Facebook y Twitter del consumidor envía mensajes promocionando WhatsAppSpy sin su consentimiento. Incluso se ha llegado a suplantar la identidad de conocidos medios como Antena 3 Noticias en Twitter, simulando ser el original, para hacer llegar el producto
a más personas.

Fuentes de los Mossos d’Esquadra indican que no se trata de una estafa en términos legales estrictos. ¿La razón? No existe un engaño, ya que se especifica el coste de los mensajes. Lo que sí es cierto es que se puede presentar una reclamación como consumidor por tratarse de una práctica poco ética. Primero, porque los principales clientes son jóvenes que no leen los avisos. Segundo, porque el producto nunca funciona.

Darse de baja

El servicio de suscripción lo ofrece Holland Performance Telecom S.L. Y en las condiciones de uso se indica el procedimiento para darse de baja del servicio para dejar de recibir cada mensaje. Pero los Mossos d’Esquadra advierten de que es muy fácil activarlo, pero no lo es tanto a la hora de darse de baja.

Este tipo de mecanismos recuerdan a los mensajes de texto publicitarios conocidos como sms Premium. En 2011 saltaron las alarmas por las sucesivas irregularidades que llegaban a los terminales móviles.

Precedentes denunciados

Las estafas consistían en supuestas promociones, encuestas, sorteos o concursos que requerían de un mensaje previo para participar o que incluso cobraban por el simple hecho de recibir el sms.

Fue denunciada por organizaciones como Facua y la OCU. Y hasta el mismo Gobierno saliente tomó cartas en el asunto advirtiendo del fraude.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad