Los adolescentes franceses deberán contar con el aval de sus padres para usar Facebook. Foto: Archivo

Los adolescentes franceses se quedan sin móvil y redes sociales

stop

Las escuelas prohibirán los móviles y una propuesta de ley pretende que los menores de 16 años no puedan usar redes sociales sin el permiso de sus padres

Economía Digital

Los adolescentes franceses deberán contar con el aval de sus padres para usar Facebook. Foto: Archivo

Barcelona, 17 de diciembre de 2017 (11:55 CET)

"En la actualidad, los niños ya no juegan durante el recreo; sólo están frente a sus móviles y, desde un punto de vista educativo, eso es un problema", comentó recientemente el ministro de Educación francés Jean-Michel Blanquer. El sistema educativo de Francia prohibirá en 2018 los móviles en las escuelas (incluso en los recesos) y las autoridades proponen poner más límites al uso de la tecnología por parte de adolescentes.

Las escuelas francesas no permiten el uso de smartphones en las aulas, pero a partir de septiembre de 2018 se pondrá en práctica una dinámica para guardar todos los móviles de los adolescentes durante todo el horario lectivo. Los jóvenes también podrían ver más limitado su acceso a redes sociales como Facebook, Instagram y Snapchat, pues una propuesta de ley pretende obligar a los usuarios menores de 16 años a contar con el aval de sus padres.

Facebook no permite crear cuentas para menores de 13 años. La regulación europea fija los 16 años como el mínimo de edad para usar las redes sociales, pero cada estado puede establecer su propio límite (en el Reino Unido, por ejemplo, la edad mínima para abrir una cuenta en Facebook es 13 años).

En Francia, las autoridades consideran que los adolescentes adictos a la tecnología y a las redes sociales son un asunto de salud pública. Además, el Ministerio de Justicia considera que los jóvenes de entre 14 y 15 años tienen más probabilidades de exponerse a situaciones riesgosas en las redes sociales, como consumir contenido ilegal y participar en sitios de intercambio sexual e impropio.

El profesor de sociología Pascal Lardellier, citado por el Financial Times, dijo que los peligros del Internet y las redes sociales incluyen "ciberadicción y bullying, socialización negativa, irrupción del sueño, y exposición a violencia y pornografía". "Sin embargo, dado que los niños cada vez están más conectados desde más jóvenes, es poco realista y utópico pensar que los padres y los gobiernos pueden controlar su uso", agregó.

La propuesta francesa fue anunciada luego de que el sitio de vídeos YouTube recibiera denuncias por albergar canales con contenido para pedófilos, y luego de que Facebook anunciara un nuevo chat dirigido a niños de hasta 6 años.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad