Chrome ha luchado durante años contra la publicidad invasiva, al entender que es una de las principales quejas de sus usuarios. Foto: Google

Google Chrome bloquea los anuncios de reproducción automática

stop

La nueva actualización de Google Chrome bloquea la reproducción automática de los vídeos de publicidad que no están silenciados

Alessandro Solís

Economía Digital

Chrome ha luchado durante años contra la publicidad invasiva, al entender que es una de las principales quejas de sus usuarios. Foto: Google

Barcelona, 20 de abril de 2018 (14:33 CET)

La experiencia de navegar por internet puede ser cuando menos caótica, y gran parte de lo que molesta a los usuarios es la publicidad invasiva e incómoda en una gran cantidad de páginas web. Google, que tanto vende publicidad digital como desarrolla algunas de las principales herramientas del ciberespacio, lucha cada vez más contra este tipo de anuncios.

El navegador Chrome que desarrolla la tecnológica estadounidense ha incluido varias actualizaciones para ayudar a los usuarios a tener una expeciencia más tranquila en la web. Un ícono de sonido en las pestañas en las que se han activado anuncios y la opción de silenciar sitios web por completo han formado parte de su estrategia.

Ahora, la compañía sube todavía más la apuesta presentando el Chrome 66, la más reciente actualización del navegador, que bloquea por completo todos los vídeos publicitarios que se reproduzcan automáticamente, ahorrando incomodidades a sus más de 1.000 millones de usuarios.

Google: "La reproducción automática de vídeos es una de las principales preocupaciones de los usuarios"

Anteriormente, quienes sufren por la reproducción automática de la publicidad en vídeo tenían que encontrar el anuncio que estaba sonando sin su aval para silenciarlo o pausarlo, pero ahora estos anuncios ni siquiera comienzan ni mucho menos suenan.

La herramienta funciona por defecto contra aquella publicidad con sonido que se coloca en los sitios web con un comando de reproducción automática, sin importar si tienen controles para silenciarlos o pausarlos. Pero si los anuncios se colocan silenciados sí se reproducen, bajo el supuesto de que si no suenan no son tan molestos.

"Si bien la reproducción automática de anuncios hace más rápido y fácil consumir en la web, también es una de las principales preocupaciones de los usuarios porque puede utilizar datos, consumir energía y provocar sonidos no deseados mientras navegan en la web", explicó Google.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad