El teclado morse está disponible en GBoard para Android y iOS. Imagen: Google

Google recupera el código morse para personas con limitaciones de movilidad

stop

El alfabeto morse, prácticamente ya en desuso, se incorpora como opción en el teclado GBoard para móviles Android y iPhone

Madrid, 12 de julio de 2018 (09:02 CET)

Durante la pasada edición de Google I/O, en mayo, la compañía anunció que incorporaría el código morse como opción de accesibilidad en su teclado GBoard, disponible para iOS y Android.

El desarrollo del teclado morse para Gboard incluye ajustes que permiten a los usuarios personalizar el teclado según sus propias necesidades de uso. Este modo de teclado incluye sugerencias y predicciones de palabras de forma similar a los teclados convencionales.

El alfabeto morse fue desarrollado por Alfred Vail en 1830

Google se inspiró en el caso de la programadora Tania Finlayson. Tania nació con parálisis cerebral. "Mi discapacidad fue el resultado de un parto complicado. No tengo movilidad en ninguna de mis extremidades y no puedo hablar en voz alta —explica Tania—. Algunos médicos le dijeron a mis padres que probablemente no llegaría a nada y que causaría una gran angustia a la familia."

Tania Finlayson y su marido Ken desarrollaron un sistema para que Tania pudiera comunicarse a través de movimientos de cabeza que se convierten a texto y voz hablada. El matrimonio trabaja con Google para hacer que su desarrollo esté disponible a otras personas, a la vez que ha inspirado a Google  a desarrollar el modo de teclado morse para Gboard.

El alfabeto morse permitió la comunicación a través del telégrafo durante más de un siglo, pero actualmente está prácticamente en desuso

El alfabeto o código morse es un método de comunicación que se basa en la representación de números y de letras mediante pulsos intermitentes. La combinación de pulsos cortos (puntos en representación gráfica) y de pulsos más largos (guiones en representación gráfica) forma palabras.

Los pulsos pueden ser de sonido o de luz o impulsos eléctricos convertidos a movimientos mecánicos, caso del telégrafo. El código morse también permite la comunicación "manual", mediante golpes por ejemplo.

Nuevas aplicaciones para un método de comunicación en desuso

El origen del alfabeto morse origen se remonta a 1830. A pesar de que toma su nombre de Simon Morse, inventor del telégrafo, el alfabeto en realidad lo desarrolló Alfred Vail, que entonces trabajaba en el desarrollo del telégrafo junto con Samuel Morse.

Este código permitió la comunicación a través del telégrafo durante más de un siglo, pero actualmente es un método de comunicación que está prácticamente en desuso. 

Además de la aplicación la colección de experimentos Hello Morse desarrollados por el matrimonio Finlayson y Google incluye un tutorial de morse "para hacer más divertido el aprendizaje del código morse y animar a la gente a seguir utilizándolo" y un póster a modo de "chuleta" con la codificación del alfabeto.

La historia de Tania se puede conocer a través del vídeo Tania’s Story: Morse code meets machine learning y de su página web, TandemMaster.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad