Fotografía: Claudio Schwarz

Google solo tendrá que aplicar el 'derecho al olvido' en La UE

stop

El máximo tribunal europeo se pronuncia en contra de obligar a Google a aplicar el 'derecho al olvido' en todo el mundo. Solo será aplicable dentro de la UE

Madrid, 24 de septiembre de 2019 (12:18 CET)

El Tribunal de Justicia de las Unión Europea (TJUE) ha dictaminado que Google no tiene la obligación de aplicar el concepto "derecho al olvido" en los resultados globales del buscador, sino únicamente en las búsquedas realizadas desde la Unión Europea. 

Esto significa que los usuarios de la UE podrán encontrar referencias y enlaces retirados por Google utilizando otro dominio del buscador o utilizando redes privadas virtuales (VPN). Para evitarlo, el TJUE, ha pedido a Google que adopte medidas disuasorias.

  • El derecho al olvido se basa en la protección de los datos personales y al derecho a la intimidad, el honor y la imagen. Es aplicable cuando existe "información obsoleta sobre la vida privada" enlazada desde Google. Por ejemplo, en caso de negligencias o crímenes cometidos en el pasado.
  • El origen de la ley europea de derecho al olvido tiene su origen en la petición que hizo a Google un español en 2014, cuando solicitó al buscador que eliminara enlaces a los artículos referentes a su quiebra años atrás, recuerdan desde Fortune. Desde entonces Google dispone de un formulario web para enviar las solicitudes, que estudia individualmente.
  • La eliminación de los enlaces en el buscador no implica, sin embargo, que se borre el contenido disponible en internet; ni es aplicable, en teoría, cuando se trata de sitios de noticias ni cuando prevalece el derecho a la información.

El litigio ahora resuelto se remonta a 2015, cuando el CNIL francés ordenó a Google que "eliminara globalmente y no solo en la UE" los resultados de búsqueda que enlazaban a "información falsa o perjudicial para una persona", según BBC News, ya que de otro modo cualquier persona podía encontrar esa información.

  • Google se "resistió" a eliminar esos resultados en las búsquedas realizadas desde fuera de la UE argumentando que, de hacer eso, "podía aprovecharse para ocultar abusos contra los derechos humanos" en otros países, e iniciar una "carrera global" en la que "cualquier país exigiría a Google que censurara los resultados en base a sus leyes locales."
  • Aunque el TJUE reconoce que el CNIL francés tiene razón cuando se trata de garantizar la plena protección del derecho a la intimidad, el tribunal recuerda que "otros países no tienen las mismas leyes" que la UE en lo que al derecho a la intimidad y similares se refiere.
  • Según recoge Engadget, desde 2014 Google ha recibido más de 845.000 solicitudes para eliminar un total de 3,3 millones de enlaces en las páginas de resultados, y alrededor del 45% de las solicitudes terminan con la eliminación de esos enlaces.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad