Ren Zhengfei, CEO de Huawei durante una entrevista con Bloomberg. Imagen: Bloomberg Television
stop

El CEO de Huawei descarta que China tome represalias contra Apple, pero si sucediese él protestaría: "Un aprendiz nunca debe ponerse contra su maestro"

Madridq, 27 de mayo de 2019 (10:23 CET)

"Yo sería el primero en protestar" dice Ren Zhengfei, fundador y CEO de Huawei, a la pregunta de si China debería tomar represalias contra Apple en respuesta al veto impuesto por EE UU a Huawei. Ren enfatiza su respuesta levantando el brazo con el puño cerrado.

En la entrevista, realizada por Bloomberg Television, Ren afirma que "sin Apple no habría internet móvil (...) Apple es la maestra y va por delante de todos nosotros. Como aprendiz, ¿debería ir contra de mi maestro? Nunca."

"EE UU no es la policía del mundo"

A sus 74 años Ren se muestra desafiante ante el veto estadounidense que amenaza la supervivencia de Huawei, al menos en el mercado internacional donde Huawei distribuye la mitad de sus móviles, el 30% en Europa. "EE UU no es la policía del mundo," se queja.

Desde que el pasado 17 de mayo EE UU colocara a Huawei en su lista negra comercial —que prohibe a empresas estadounidenses o con participación estadounidense vender productos, licencias o propiedad intelectual a Huawei— la lista de compañías que han dejado de hacer negocios con el gigante chino de las telecomunicaciones no ha dejado de crecer.

Y en esa lista no solo hay compañías. También aparecen instituciones como el MIT y organizaciones como la SD Association, que otorga las licencias para utilizar tarjetas micro SD en los móviles;  o la Wi-Fi Alliance, que define la hoja de ruta para el desarrollo de la tecnología wifi.

"Huawei sobrevivirá con o sin EE UU"

En algunos casos el impacto puede ser relativo. Huawei ya había empezado a prescindir de las tarjetas micro SD en favor de su memoria NM Card, ya implementada en algunos de sus últimos móviles como el Mate 20.

En otro casos el impacto es más difícil de cuantificar: su salida de la Wi-Fi Alliance coloca a la compañía en desventaja con respecto a sus competidores, incluso en el caso de que Huawei pueda seguir utilizando tecnología wifi.

Según Huawei la compañía es miembro activo de más de 400 organizaciones de estándares, alianzas industriales y comunidades de código abierto, en las cuales presta servicios en más de 400 posiciones clave. Además es una de las principales tenedoras de patentes relacionadas con la tecnología 5G.

También hay casos en los que el impacto del veto puede ser significativo e incluso determinante para la continuidad de Huawei, como sucede con el acceso a la tecnología de ARM. Esta retricción se considera incluso potencialmente más grave para Huawei que la prohibición de utilizar apps de Google en sus móviles.

Aunque ARM no fabrica procesadores, la compañía de origen británico (que pertenece de la japonesa SoftBank) es la propietaria intelectual de la tecnología que se utiliza en los procesadores destinados a smartphones y otros dispositivos. Esto dificultaría a Huawei, e incluso impediría, el desarrollo de sus futuros procesadores.

En la entrevista con Bloomberg Ren afirma que "Huawei sobrevivirá o sin EE UU," y que "con el tiempo suficiente" su compañía tiene la capacidad de desarrollar sus propias soluciones, algo en lo que coinciden muchos analistas por la posición y magnitud tecnológica y económica de Huawei.

Aunque Ren evita hablar de plazos y tampoco aclara cuánto es "el tiempo suficiente", asegura que Huawei lleva años diseñando sus propios microprocesadores, como los Kirin que actualmente utiliza ya en algunos de sus smartphones. 

Ren también se refiere al desarrollo de su propio sistema operativo Android sin Google, al cual, sin embargo, todavía le falta mucho para ser plenamente funcional.

En cualquier caso Ren deja claro cuál es su objetivo ahora mismo: "mantener el avión en el aire sin importar cómo y con qué lo hagamos."

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad