Fotografía: Anton, Pexels

India es víctima de bulos y noticias falsas difundidas por WhatsApp

stop

Muchas personas en India se informan por WhatsApp y no por otros medios, lo que genera una gran desinformación por la falta de educación digital

Madrid, 11 de septiembre de 2018 (20:17 CET)

WhatsApp se ha convertido en la aplicación de facto a la hora de mantener una conversación de chat en prácticamente todo el mundo, con algunas excepciones como EE. UU. donde el uso de iMessage de Apple es mayoritario. El uso de WhatsApp es especialmente importante en países como India, donde se estima que hay más de 500 millones de personas conectadas.

Hace diez años sólo el 4,4% de la población de India estaba conectada. Hoy en día una tercera parte del país se conecta habitualmente a internet gracias a los precios reducidos de los móviles y de las conexiones a internet que ofrecen decenas de gigas por poco dinero.

WhatsApp es la aplicación más usada en India, por delante de Google Maps o Gmail. Su popularidad es tal que se ha convertido en la vía de información preferida por millones de personas, dejando de lado los medios de información convencionales.

WhatsApp se enfrenta a uno de los mayores retos del mundo tecnológico: luchar contra la enorme desinformación que se comparte en ella. La desesperación de Facebook es tal, que la empresa a falta de ideas, lanzó un concurso público dotado con un premio de 50.000 dólares a investigadores y organizaciones que ayuden a parar las “fake news”.

El caso de los cinco forasteros de Rainpada

La iniciativa llega demasiado tarde para cinco extraños que pasaban por Rainpada, un pueblo a unos 320 kilómetros de Bombay. Un bulo que se extendió como la pólvora por WhatsApp alertaba sobre desconocidos que se acercaban a pueblos para secuestrar niños. Una masa enfurecida (de las de verdad, no de las de Twitter) señaló a los cinco forasteros que pasaban por este pueblo y les acusó de querer secuestrar menores. Los cinco recibieron una paliza que les costó la vida.

Se ha identificado a 28 personas que ahora esperan ser juzgadas en el que ya es uno de los casos más impactantes de India. Los abogados de los acusados comentan que sus clientes atacaron a los forasteros porque creían de verdad que se trataban de secuestradores, después de ver vídeos en WhatsApp sobre el tema durante meses, según cuentan en BuzzFeed News.

Estos virales en WhatsApp son imposibles de rastrear debido al fuerte cifrado de los mensajes que el servicio implementó. De ahí la competición que Facebook ha creado en busca de ideas creativas.

Se están compartiendo vídeos que muestran a personas llevándose a niños, también virales que muestran fotos muy gráficas de niños alertando sobre su uso en el tráfico de órganos.

Estos virales juegan con los sentimientos de las personas, con mensajes como “Comparte este vídeo con todos tus grupos de WhatsApp. Cualquiera que no lo haga no es hijo de su madre”.

Puertas traseras en busca del origen de los mensajes

WhatsApp ha integrado algunas novedades para indicar que los mensajes no son originales, como la etiqueta de “Reenviado” que aparece ahora en todos los mensajes que provienen de otro chat. También han limitado el número de grupos al que se puede reenviar mensajes. Incluso han publicado anuncios en periódicos locales avisando de los peligros de compartir noticias falsas virales.

La Policía y los gobiernos locales quieren que WhatsApp integre herramientas para que puedan localizar el origen de los mensajes, algo que la propia empresa ha descartado ya que el cifrado de extremo a extremo en las conversaciones es algo de vital importancia para sus usuarios.

Expertos en internet en India le dan razón a WhatsApp y Facebook, pero también alertan que, pese a que la culpa de los linchamientos sea de la masa desinformada, “tomaría parte de la responsabilidad tratando de adaptar mi programa contra cualquier patrón dañino para el que se esté utilizando”.

Educación como arma contra la desinformación

Gran parte del problema está en la falta de educación de millones de personas que han descubierto las nuevas tecnologías en poco tiempo. BuzzFeed News habló con un joven local de Rainpada, que comenta como la mayoría de las personas de este pueblo no sabe leer o escribir, pero tiene acceso a un móvil con WhatsApp.

Muchas personas en zonas rurales de India han comprado un móvil con internet y WhatsApp. Desconocen lo que hace un móvil conectado, o que es Android, o incluso que es un paquete de datos. Lo que saben es que con el icono verde se pueden mandar mensajes de voz a sus conocidos, ver fotos y vídeos de lo que pasa en su comunidad.

“Nadie en mi pueblo lee o mira la televisión. Solo reciben noticias mediante WhatsApp, por lo que no saben que creer”, comenta otro joven del pequeño pueblo. Este es parte del problema, ya que la gente tiende a creer lo que dice su familia en grupos de WhatsApp.

En medio de la tensión entre Facebook y el gobierno indio, WhatsApp acaba de anunciar la llegada de la aplicación a los móviles Jio, teléfonos simples con teclado numérico y muy populares en India por ser extremadamente baratos, unos 18 euros al cambio.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad