Instagram estrena un sistema de pagos que permite realizar compras desde la app. Foto: Pexels/Creative Commons
stop

Instagram ensaya en EEUU y el Reino Unido un sistema de pagos que permite a los usuarios hacer compras directamente desde la app

Barcelona, 04 de mayo de 2018 (17:51 CET)

Instagram cambia lentamente de piel: de red social a lo que podemos denominar "comercio social"; es decir, la fusión entre las redes sociales y el comercio online.

El portal de imágenes y vídeos que Mark Zuckerberg compró en abril de 2012 activó en las últimas horas un sistema de pagos que permite realizar compras desde la aplicación, sin terceros actores de por medio.

El sistema de pagos apenas está disponible para algunos usuarios en Estados Unidos y el Reino Unido, en modo de prueba. Con la herramienta, Instagram gana terreno en las compras, un área que las compañías que desarrollan redes sociales aún no han conseguido dominar completamente.

El sistema de compras de Instagram podría sumarse a sus fuentes de ingresos, que de momento casi que se limitan a la publicidad

Además, el sistema de pagos tiene el potencial de convertirse en otra importante fuente de ingresos para la compañía, una subsidiaria de Facebook, que de momento prácticamente sólo recibe beneficios publicitarios.

Para activar los pagos, el usuario debe agregar un número de tarjeta a su cuenta y generar una contraseña segura que se utilizará a manera de pin cada vez que quiera comprar algo.

De momento, la app sólo permite pagos a un grupo seleccionado de comercios. También es posible reservar mesa en un restaurante o comprar entradas al cine sin salirse nunca de la app.

Instagram: el refugio de las cosas 'cool'

Zuckerberg ha probado con los pagos digitales en Facebook, especialmente en el chat de Messenger, donde permite que los usuarios hagan transferencias de dinero.

Facebook también ha intentado explotar el negocio de las compras, pero no a este nivel. Al ser todavía considerada una red social cool, los ejecutivos de Facebook entienden que Instagram tiene mejor desenvoltura para liderar proyectos relacionados a las compras.

Así lo demostraron hace unos meses, cuando presentaron las etiquetas publicitarias. Aprovechando que la red social está más volcada al estilo y la moda, los usuarios y los negocios ahoran pueden etiquetar a las marcas que venden las prendas que se ven en una foto.

El futuro de las compras online: ver una foto en Instagram, enamorarse de una prenda, visitar el perfil de la marca y comprarla directamente

Además, la red social activó una plataforma para negocios que permite crear cuentas empresariales para comprar publicidad dentro de Instagram y mostrar links de compra de los productos que promocionan.

Todas las herramientas recientes de Instagram en este sentido se complementarán con el sistema de pagos desde la app, con el que los usuarios podrán navegar entre imágenes y vídeos y, cuando vean algo que quieran comprar, hacerlo inmediatamente sin tener que visitar ningún otro sitio.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad