Fotografía: Krists Luhaers, Unsplash

Inteligencia artificial para predecir quién verá la película por su tráiler

stop

20th Century Fox es el primer estudio de cine que aplica el aprendizaje automática para pronosticar el interés del público en un trailer de cine

Madrid, 02 de agosto de 2018 (14:49 CET)

Si en alguna ocasión te ha parecido que el tráiler de una película era mejor que la película —o eres de los que creen que las películas deberían hacerlas los tipos que hacen los tráileres de cine— la cosa puede ir todavía a más en el futuro.

"Los tráileres de video son el elemento más importante en la promoción de nuevas películas", según investigadores de Fox. "La dan a conocer entre la población en general, comunican la trama de la película, presentan a los personajes principales y revelan pistas importantes sobre la historia, el estilo y la producción".

"Los tráileres de video son el elemento más importante en la promoción de nuevas películas", según Fox​

Con el propósito de ayudar a los productores y ejecutivos del cine a tomar decisiones a lo largo de las diversas fases de una campaña de promoción cinematográfica los investigadores de 20th Century Fox han desarrollado una red neuronal (un componente de la inteligencia artificial) que, aseguran, les ayudará a anticiparse, a conocer de antemano y antes del estreno de la película, a qué tipo de público le gustará.

El sistema desarrollado por Fox y Nvidia analiza las "características visuales de los tráileres como el color, la iluminación, los rostros, los objetos y los paisajes" y los relaciona con los resultados de las películas a los que corresponden y los datos demográficos de su audiencia.

Tráileres para vender entradas de cine y no experiencias cinematrográficas

De este modo los avances cinematrográficos pueden adaptarse para que resulten especialmente atractivos a un determinado público —el mismo al que más probablemente le gustará la película— y lo mismo las campañas promocionales, que podrán planificarse y dirigirse hacia públicos muy determinados: jóvenes, adultos, niños, hombres o mujeres. A aficionados al cine o a espectadores ocasionales.

 Las campañas de márketing podrán dirigirse hacia públicos muy determinados

Dirigirlas también a clases sociales y socioeconómicos muy concretas y además seleccionar con más probabilidad de acierto en qué sesiones proyectar un tráiler, si en las sesiones de cine en las que abunda el público infantil o en las que llenan los amantes de las "sesiones golfas".

Sin embargo con este método existe el riesgo de que los estudios produzcan tráileres para atraer a una audiencia determinada y que estén más diseñados para vender entradas que para comunicar "la trama de la película" y otros aspectos de la producción; algo que en realidad ya sucede y que acrecenta esa sensación de que el tráiler de una película es mejor que la película o que incluso es otra historia diferente. Pan para hoy y hambre para mañana.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad