Un usuario con un Note 9 de Samsung. El móvil tiene una de las mejores baterías del mercado. Foto: Samsung

La batería del móvil seguirá empeorando hasta nuevo aviso

stop

A falta de una nueva tecnología para mejorar el rendimiento energético de los móviles, las baterías de los nuevos modelos seguirán bajando de calidad

Alessandro Solís

Economía Digital

Un usuario con un Note 9 de Samsung. El móvil tiene una de las mejores baterías del mercado. Foto: Samsung

Barcelona, 02 de noviembre de 2018 (17:37 CET)

La reacción más común a la temporada de nuevos móviles es que el precio sigue aumentando mientras las baterías empeoran. Más allá de las comparaciones entre la potencia energética de los nuevos "smartphones" de Apple y Samsung, la mayoría de los nuevos móviles ralentizan en batería si se les compara con los modelos del año pasado.

El nuevo iPhone XS, por ejemplo, perdió toda la vida de su batería 21 minutos antes que el iPhone X, lanzado en 2017, según los resultados de una prueba realizada por The Washington Post. El mismo medio descubrió también que el fresco Pixel 3 de Google tiene una hora y media menos de capacidad energética que el Pixel 2.

El periodista de tecnología Geoffrey A. Fowler publicó esta semana un informe con el compendio de los resultados de distintas pruebas de baterías realizados por diferentes portales, para probar que la vida energética de los móviles atraviesa sus horas más bajas, en detrimento de los consumidores, que a su vez deben pagar más por los nuevos dispositivos.

"Mis resultados, y las pruebas de otros colegas, revelan un secreto abierto en la industria: las baterías de iones de litio –el tipo que utilizan la mayoría de móviles modernos– están llegando a un punto de inflexión en el que simplemente no pueden mantener el ritmo", escribió Fowler.

A la espera de una nueva tecnología de baterías para móviles

El iPhone 8 Plus, lanzado en 2017, tiene 15 minutos más de batería que el iPhone XS Max, lanzado este año, según distintas pruebas. ¿Cómo se explica esto? "Las baterías mejoran a un ritmo muy lento, cerca de un 5% cada año, pero el consumo energético de los móviles crece más rápido que ese 5%", explicó Nadim Maluf.

Maluf es consejero delegado de Qnovo, una empresa se dedica a optimizar baterías, un negocio que ha venido en auge ante el deterioro energético de los móviles más nuevos. Las pantallas de alta resolución, las apps más complejas y la creciente cantidad de tiempo que los usuarios dedican a sus móviles exigen a las baterías más de lo que pueden dar.

"Las baterías de iones de litio, pese a sus virtudes, también tienen limitaciones físicas, como que su capacidad disminuye con el tiempo y el riesgo de explosión si se dañan o se manejan de manera inadecuada", explicó Fowler. A esto habrá que agregarle el peso de la red 5G, que se estrenará pronto y debilitará más las baterías.

"Pero hay esperanza", agrega el periodista. "Dos teléfonos que obtuvieron buenos resultados en mis pruebas, el Note 9 de Samsung y el iPhone XR de Apple, ofrecen ideas sobre cómo diseñar teléfonos para que duren más, al menos hasta que aparezca una tecnología de baterías totalmente nueva", agregó.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad