Fotografía: DJI.

La china DJI se cura en salud: fabricará drones en EEUU

stop

El fabricante de drones instalará una fábrica en California con la esperanza de optar al título de "marca de confianza" del gobierno de EEUU

Madrid, 24 de junio de 2019 (18:00 CET)

El fabricante chino DJI ha anunciado que adaptará uno de sus almacenes situado en Cerritos, California, para fabricar allí el nuevo Mavic 2 Entreprise Dual, uno de los drones "favoritos de las agencias los gobiernos estatales y federales", según el New York Times.

Con este movimiento DJI intenta protegerse al menos en parte de la guerra comercial que mantienen EEUU y China, y de la que Huawei es la principal víctima por ahora, o al menos es la más conocida.

Precisamente el actual veto a Huawei se desarrolló en tres actos, y el primero de ellos, activado a finales del año pasado, prohibía a instituciones y agencias del gobierno federal y a sus contratistas hacer negocios con Huawei (además de con ZTE y otras compañías chinas) "por motivos de seguridad nacional."

El 70% de los drones vendidos en EEUU son DJI

La fabricación de drones en suelo estadounidense representará "un pequeño porcentaje de la producción global de DJI" pero ayudaría a la compañía a "cumplir con algunos requisitos federales necesarios" para ganar cierta confianza y continuar en el mercado estadounidense.

Precisamente hoy Wall Street Journal ha informado de que EEUU estudia cómo prohibir cualquier tecnología 5G "made in China".

Además de drones profesionales, DJI también comercializa modelos de recreo. Según fuentes del New York Time hasta el 70% de los drones vendidos en EEUU son de DJI.

Los fabricantes chinos de drones, bajo la lupa

Aunque ni DJI ni ningún otra marca de drones está actualmente en la "lista negra comercial" de EEUU, el mes pasado el Departamento de Seguridad Nacional (DHS por sus siglas en inglés) de EEUU pidió a las compañías estadounidenses, y en particular a las que operan infraestructuras críticas, que fueran "precavidas" ante la posibilidad de que los drones sirviesen como vía para el "espionaje y el robo de información" a través de las redes de datos.

EL DHS también recomienza a las compañías que utilicen drones procedentes de "marcas de confianza" para "mitigar el riesgo de los drones fabricados en China."

DJI es uno de los principales fabricantes de drones (tanto drones de consumo como profesionales, corporativos y gubernamentales) y defiende las recomendaciones del DHS. Pero DJI fabrica drones en China, lo que incrementa sus probabilidades de perder como clientes a los cuerpos de seguridad y a las agencias federales, estatales y locales en caso de que el gobierno de EEUU le aplicase un veto como el que sufre Huawei.

"Al ensamblar en EEUU al menos el 60% del nuevo dron DJI podrá solicitar la certificación de que sus dispositivos cumplen con los requisitos de la Ley de Acuerdos Comerciales —dicen en New York Times— que requiere que las agencias gubernamentales compren ciertos productos sólo si están fabricados en EEUU."

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad