La ciberdelincuencia acentúa su actividad en Semana Santa

stop

El Instituto Nacional de Tecnologías alerta de las repercusiones de subir información detallada a las redes durante las vacaciones

Un usuario navegando en Internet

23 de marzo de 2013 (16:43 CET)

En época de vacaciones la mayoría comparte sus momentos de descanso y ocio en las redes sociales. Pero subir fotografías o revelar información indicando el lugar en el que uno se encuentra a través de plataformas como Facebook, Twitter o Foursquare puede abrir la puerta a que se utilice con fines maliciosos.

Con motivo de Semana Santa, el Instituto Nacional de Tecnologías de la Comunicación (Inteco) ha lanzado una advertencia en su último boletín sobre seguridad en la Red. Señala que los ciberdelincuentes podrían utilizar toda esta información para fines como, por ejemplo, asaltar un domicilio.

Sentido común

El boletín destaca que los usuarios no son conscientes de las repercusiones de proporcionar información sobre si están o no en casa, si van a algún lugar de vacaciones o cuánto tiempo van a estar fuera.

Por ello, recuerda que hay que cuidar, incluso en vacaciones, el aspecto gráfico. “Los usuarios tienen que pensarlo dos veces antes de publicar fotografías y vídeos en cualquiera de las redes sociales que utilicen”. Insiste en que lo mejor es hacer uso del sentido común en Internet, igual que en la vida real.

Ataques de phishing y scam

En los últimos años también han incrementado otros tipos de ataques en la Red tras el periodo vacacional: el phishing y el scam.

En el primerode los casos, el estafador se hace pasar por una persona, empresa o entidad financiera conocida y de confianza para el estafado. Y a través de una aparente comunicación oficial intenta conseguir información confidencial del individuo --contraseñas, información bancaria, etc--.

Donaciones y premios fraudulentos


El scam se basa en un concepto similar: intentar estafar a los usuarios a través de correos electrónicos fraudulentos, pero la diferencia del anterior tipo de engaño es que con éste, el internauta pierde dinero. En estas cadenas de e-mails se informa sobre falsas ofertas de trabajo, premios o se le hace creer al destinatario que recibirá una donación. Todo ello previo pago.

Según la Asociación de Internautas estos ataques tras el periodo de vacaciones “se ha convertido en una tendencia habitual desde 2005". Por ello alertan sobre los millones de e-mails de supuestas entidades financieras que en estos momentos circulan por Internet.

En caso de recibir uno, hay que cambiar las claves privadas y notificar la incidencia al banco.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad