Shanghái, China. Fotografía: Holger Link, Unsplash

La contaminación atmosférica reduce la producción de energía solar

stop

China pierde de promedio un 13% del total de electricidad que pueden producir sus plantas solares fotovoltaicas debido a la contaminación del aire

Madrid, 16 de julio de 2019 (18:55 CET)

Con una potencia instalada de más de 130 GW China es el mayor productor mundial de electricidad de origen solar fotovoltaica. Se calcula que en 2024 alcanzará los 370 GW, con lo que "en apenas 25 años [entre 2001 y 2024] China habrá pasado de no tener prácticamente ningún panel solar a ser líder mundial por un margen de más del 100%," según el World Economic Forum.

Pero China también es el mayor productor y consumidor mundial de carbón, y el país que más electricidad produce quemando este combustible fósil. Esto, según un reciente estudio, ha incrementado las cantidad de partículas acumuladas en la atmósfera, reduciendo especialmente desde los años de 1960 la cantidad de radiación solar que llega a la superficie. Como consecuencia de esta atenuación solar se ha reduciendo también la capacidad que tiene los paneles solares fotovoltaicos para producir electricidad.

En concreto, según investigadores del instituto ETH de Zúrich en colaboración con investigadores de la universidad de Ámsterdam, esta atenuación o reducción en la cantidad de radiación solar que llega a la superficie de la tierra ha reducido el potencial de energía solar en un 13%" de promedio, aunque en algunas regiones este porcentaje se sitúa en torno al 28%.

Convertido a producción eléctrica, se calcula que con los cielos de los años de 1960 la industria solar fotovoltaica china estaría produciendo actualmente 14 TWh adicionales, con 1.700 millones de euros anuales de beneficios.

Cielos más limpios, paneles solares más eficientes

Y a medida que China añade más paneles solares esa cantidad de electricidad no producida continúa creciendo: "Para 2030 un aire más limpio permitiría a China generar 70 TWh adicionales de electricidad cada año." Es decir, que con los cielos más limpios alrededor del 1% de la generación total de electricidad prevista para entonces sería "gratis", dicen en Ars Technica.

En términos económicos el beneficio adicional se situaría entre los 4.500 y los 6.500 millones de euros anuales.

A pesar de las cifras los investigadores creen que la pérdida de eficiencia de los paneles solares (la relación de cantidad de electricidad que producen por unidad de superficie) es anecdótico en comparación con las consecuencias que tiene la contaminación atmosférica en los humanos, que cada año provoca en China la muerte prematura de un millón de personas al año (15.000 en España) y la pérdida 20 millones de toneladas de cultivos.

La actividad humana, principal sospechosa de la atenuación solar

Aunque según investigadores esta investigación basada en datos "demuestra una clara relación entre la contaminación atmosférica y la atenuación global", harían falta más estudios para relacionarlo con la actividad humana. Pero todo apunta a que esta es la causa debido a "la fuerte correlación y la ausencia de explicaciones alternativas obvias"

Además creen que, aunque China está "aplicando activamente estrategias para combatir la contaminación atmosférica resultante de la utilización del carbón como principal fuente de energía", el fuerte crecimiento del sector de la energía solar requiere "comprender mejor el impacto de los cambios provocados por el hombre en la radiación solar de la superficie."

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad