Fotografía: Zbynek Burival en Unsplash

Las renovables rompen el récord de adopción de cualquier combustible

stop

La petrolera Shell cree que el carbón, el petróleo y el gas reducirán su presencia en el sistema energético mundial más bruscamente de lo previsto

Madrid, 20 de febrero de 2019 (09:45 CET)

El Acuerdo de París entrará en vigor en 2020 para tomar el relevo del Protocolo de Kioto, y establece medidas contundentes para reducir de las emisiones de gases causantes del efecto invernadero, que son a su vez responsables del calentamiento global.

Este escenario está llevando a grandes petroleras, como la británica BP o la neerlandesa Shell, a modificar sus modelos de negocio reduciendo el peso de los combustibles fósiles, como el petróleo, en favor de la producción de electricidad y de derivados no combustibles del petróleo.

El consumo de carbón y petróleo "caerá significativamente"

En un informe reciente Shell sugiere que el consumo de combustibles fósiles contaminantes como el carbón, el petróleo o el gas "caerá significativamente", pintando un escenario mucho más agresivo que los modelos que manejan la mayoría de las petroleras, según Axios.

"Shell ya ha cambiado significativamente su negocio del petróleo al gas natural, el combustible fósil más limpio, en los últimos años. Prevemos que el petróleo y el gas se convertirán en un negocios pequeño para la compañía, mientras que la electricidad y los productos petroquímicos ganarán volumen," según el CEO de Shell, Ben Van Beurden.

Las renovables crecen a un ritmo "muy superior al de cualquier otro combustible en la historia"

Otra de las grandes petroleras, la británica BP, prevé que las renovables "serán las principales fuente de energía del mundo dentro de dos décadas", penetrando en el sistema energético mundial con "un crecimiento muy superior al de cualquier otro combustible en la historia."

"Históricamente los nuevos combustibles han necesitados muchas década para incorporar en el sistema energético global. Por ejemplo, hicieron falta 45 años para que el petróleo pasara de representar el 1% de la energía mundial al 10% a finales de los años 1800 y principios de los 1900. El gas natural necesitó más de 50 años, desde principios del siglo XX," dice el informe BP Energy Outlook.
 
En contraste, en el escenario previsto por la petrolera británica, la penetración de las energías renovables en el sistema energético mundial pasará del 1% al 10% en unos 25 años.

BP contempla un escenario más agresivo que denomina de "transición rápida" en el cual el crecimiento de las renovables será incluso más contundente, pasando del 1% al 10% del total en apenas 15 años. "Tal ritmo de adopción literalmente se saldría de los gráficos comparativos con cualquier cosa que se haya visto en la historia."

En 2040 el 30% de la electricidad mundial será de origen renovable

Ese rápido ritmo de adopción se ve favorecidos por diversos factores, además de la "necesidad" por cumplir lo acuerdos pactados, y tienen que ver con el abaratamiento de la tecnología y con la naturaleza descentralizada de energías renovables, como la de origen solar y eólica, que propician su implementación distribuida y "compatibilidad" con infraestructuras ya existentes.

Según BP las energías renovables, especialmente las de origen solar y eólica "representarán alrededor del 30% del suministro mundial de electricidad en el año 2040, pero en regiones como la UE  este porcentaje puede alcanzar el 50%.

Actualmente las energías renovables (incluyendo madera y biomasa) representaron el 17% (datos de 2016) del porcentaje de energía consumida en la Unión Europea, según Eurostat.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad