Fotografía: Micro Mobility Systems, AG

La versión eléctrica del Isetta se enfrenta a su mayor desafío

stop

Hasta la fecha el Microlino ha recibido más de 10.000 reservas que ahora deben convertirse en pedidos formales con un depósito de 1000 euros

Madrid, 20 de septiembre de 2018 (13:32 CET)

A finales del mes de julio la compañía austriaca Micro anunció que había recibido luz verde de las instituciones de homologación de la UE para fabricar y comercializar el Microlino.

Una vez cumplido ese trámite la compañía abrió al público un nuevo sistema de reservas para optar a las primeras unidades que comenzarán a producirse el próximo mes de diciembre con el fin de que los 'nuevo Isetta' empiecen a circular en algún momento del año que viene, primero por las carreteras de Alemania y Austria.

Hasta ahora y desde hace un par de años el sistema de reserva era más bien una 'demostración de interés'. Sin embargo a partir de este mes los interesados 'de verdad' deberán convertir su reserva en un pedido formal con un depósito de 1000 euros, lo que será la prueba de fuego para comprobar el interés real que despierta entre el público este vehículo.

microlino car red side 002

Fotografía: Micro Mobility Systems, AG

El primer país en el que será necesario formalizar el pedido será Suiza, y poco después serán Alemania y Francia. Desde España y hasta la fecha se han reservado más de 140 unidades, pero de momento no es necesario hacer un depósito para formalizarla.

Primeras unidades de preproducción del Microlino

Según la compañía que dirige Wim Oubote ya se ha iniciado la fabricación de la primera serie de preproducción del Microlino de cara a iniciar en noviembre una serie de eventos en los que el público podrá probar el vehículo.

El Microlino es un vehículo cien por cien eléctrico y de enfoque urbano cuyo aspecto resultará familiar para muchos al estar basado en el Isetta, el coche que conducía Steve Urkel en la serie 'Cosas de casa' y uno de los modelos más peculiares de la historia del automóvil: además de su forma ovalada ('de huevo') el portón de acceso al interior del vehículo está situada en el frontal y no en el lateral.

microlino car red interior 002

Interior del Microlino. Fotografía: Micro Mobility Systems, AG

El Iso o Isetta original se remonta a los años de la posguerra, a los años comprendidos entre las décadas de 1950 y de 1960 cuando todavía recursos como el acero eran escasos y caros y cuando el poder adquisitivo de la mayoría de los ciudadanos de Europa obligaba a muchos a decantarse por este tipo de coches que eran baratos de adquirir y de mantener, y que consumían tan poco como 3 litros cada 100 km.

Hasta 200 km de autonomía eléctrica

El modelo que fabricó BMW entre 1955 y 1962 es probablemente el más conocido. Llegó a exportarse a los EE UU y en total la marca bávara construyó más de 160.000 unidades entre diferentes versiones y variantes, incluyendo un modelo con cuatro plazas y más puertas.

En su reencarnación como vehículo eléctrico el Microlino seguirá siendo relativamente asequible. Su precio rondará los 12.000 euros según la capacidad de la batería y el equipamiento.

La capacidad de la batería eléctrica podrá ser de 8 kWh, con una autonomía de 126 kilómetros o de 14,4 kWh, que proporcionará un alance de alrededor de 200 km. En ambos casos las baterías pueden recargarse en enchufes convencionales, y en ambos casos también la valocidad máxima será de 90 km/h, al ser un vehículo concebido para su uso en ciudad.

Hemeroteca

Coche eléctrico
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad