El Microlino es un coche de 2,4 metros de largo para usar por ciudad. Fotografía: Microlino / Micro Mobility
stop

Del modelo original, diseñado en los años de 1950 por la compañía italiana Iso, BMW llegó a fabricar más de 130 000 de unidades

Nacho Palou

El Microlino es un coche de 2,4 metros de largo para usar por ciudad. Fotografía: Microlino / Micro Mobility

Madrid, 23 de julio de 2018 (12:53 CET)

La compañía austriaca Micro, conocida sobre todo por sus patinetes plegables, ha anunciado recientemente que su microcoche eléctrico Microlino ha superado las últimas pruebas para su homologación en la UE.

"Se trata de un paso importante porque significa que a partir de ahora cada Microlino que produzcamos podrá circular legalmente en cualquier calle de Europa", explican desde Micro. "Además hemos logrado unos resultados sorprendentes en las pruebas de autonomía, que incluso han superado nuestros cálculos."

El precio del Microlino rondará los 10.000 euros según la capacidad de la batería y el equipamiento

El primer modelo de Microlino, que previsiblemente comenzará a fabricarse a finales de 2018 y a comercializarse en Austria y en Alemania a principios de 2019, tiene una autonomía homologada de 126 kilómetros para el modelo de batería "pequeña" (de 8 kWh) y de 202 kilómetros para la batería "grande" (de 14,4 kWh). En ambos casos las baterías pueden recargarse en enchufes convencionales, domésticos.

Un vehículo eléctrico que sigue la tradición

El vehículo eléctrico, que es casi un calco del diseño original de Ermenegildo Preti y Pierluigi Raggi, que se remonta a 1952, en la época dorada de los microcoches y de los ‘coches burbuja’, se presentó públicamente por primera vez en 2016, y su producción debería haber comenzado en 2017.

Entre los motivos con los que la compañía excusa el retraso están "la puerta, cuya la homologación llevó más tiempo del que esperábamos."

 
La puerta del Microlino está situada en el frontal del vehículo, del mismo modo que lo estaba en el diseño original. Es desde hace más de medio siglo la característica más llamativa de este vehículo, ya que implica apartar que el volante y el salpicadero "se van con la puerta" cuando esta se abre.

El Microlino mide 2,4 metros de largo y viene con el propósito de "cambiar el mix de movilidad personal". Su valocidad máxima es de 90 km/h, así que no hay medición de aceleración de 0 a 100 km/h. Pero acelera de 0 a 50 km/h en 5 segundos e incluye un patinete. Se trata de un coche claramente destinado a circular por la ciudad.

Hemeroteca

Coche eléctrico
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad